Sábado 4 de diciembre de 2021

Mons. Canecin reiteró el llamado a cuidar la vida con gestos concretos

  • 23 de agosto, 2018
  • Goya (Corrientes) (AICA)
Al iniciar la novena en honor de San Ramón Nonato, el obispo de Goya, monseñor Adolfo Canecin, reiteró su pedido a las comunidades parroquiales a asumir con "gestos concretos el compromiso social necesario para estar cercanos a toda vida vulnerable". El prelado insistió en llamar a ser "creativos multiplicando las iniciativas pastorales", tal como lo hizo tras el rechazo del Senado de la Nación al proyecto de aborto legal.
Doná a AICA.org
Al iniciar la novena en honor de San Ramón Nonato, el obispo de Goya, monseñor Adolfo Canecin, reiteró su pedido a las comunidades parroquiales a asumir con "gestos concretos el compromiso social necesario para estar cercanos a toda vida vulnerable".

El prelado insistió en llamar a ser "creativos multiplicando las iniciativas pastorales", tal como lo hizo tras el rechazo del Senado de la Nación al proyecto de aborto legal.

"Consciente de la fortalezas que significan las novenas en nuestra Diócesis de Goya y, en particular la de San Ramón, con gran incidencia en nuestra cultura correntina y en todo el NEA, considero que es una hermosa oportunidad para celebrar la vida, porque: Vale toda vida", sostuvo en un mensaje de audio enviado a la comunidad diocesana.

En este sentido, reiteró el pedido de Conferencia Episcopal Argentina: "Se trata ahora de estos meses de debate y propuestas en la concreción del compromiso social necesario para estar cercanos a toda vida vulnerable. Nos encontramos ante grandes desafíos pastorales para anunciar con más claridad el valor de la vida: la educación sexual responsable, el acompañamiento a los hogares maternales surgidos especialmente en nuestros barrios más humildes para acompañar a mujeres embarazadas en situaciones de vulnerabilidad y la atención a personas que han pasado por el drama del aborto", puntualizó.

Monseñor Canecin sostuvo que "como pastor diocesano los invito a que con decisión ayudemos a nuestra comunidades parroquiales a apostar por el cuidado de la vida" desde el momento de la concepción hasta su desenlace natural.

Asimismo, invitó a ser "creativos multiplicando las iniciativas pastorales a favor de la vida, en todas sus etapas y expresiones: potenciando aquellos servicios a la vida que ya están iniciar otros nuevos para responder y estar presentes allí donde la vida clama".

El obispo puso delante de la Virgen de Itatí y de San Ramón, patrono de las embarazadas, este pedido, y rogó que "ellos nos ayuden y enseñen a respetar, cuidar, defender y servir".

Por último, monseñor Canecin renovó su esperanza de que #ValeTodaVida.+