Miércoles 19 de junio de 2024

Mons. Canecín: "La trata de personas es una lacra que está habiendo por todos lados"

  • 9 de febrero, 2023
  • Goya (Corrientes) (AICA)
El obispo de Goya llamó a asumir el compromiso de "involucrarnos en esto, sin tener miedos ni temores, haciendo lo que corresponde", y exigió a las autoridades del Estado a "combatir el delito".
Doná a AICA.org

En el marco de la novena Jornada Mundial de Oración y de Reflexión contra la Trata de Personas, el obispo de Goya, monseñor Adolfo Ramón Canecín, celebró la Eucaristía el miércoles 8 de febrero en la catedral y recordó que esta fecha elegida es “muy significativa, en la memoria litúrgica de Santa Josefina Bakhita, la religiosa africana que cuando era niña sufrió la dramática experiencia de ser víctima de la trata”.

Participaron de la celebracion eucarística la jueza federal de esa ciudad, doctora Cristina Pozzer Penzo; jefes policiales; representantes de las fuerzas de seguridad e integrantes del Equipo de Infancia Robada, que fueron acompañados por las Hermanas Carmelitas Misioneras Teresianas.

En la homilía, el prelado recordó que la trata de personas “es una realidad tan dura y a la vez tan cercana, que a veces no hacemos caso, pensamos que está lejos, pero, es más cercana de lo que imaginamos”. 

Asimismo, instó a “acercar esta realidad para concientizar”, y asumir el compromiso de “visibilizar, obrar y comprometernos a luchar contra esta ´lacra´ tal cual la llama el Papa Francisco”. También invitó a rezar por las mujeres y niños “esclavizados, explotados, abusados”, dirigiendo un llamado a cuantos tienen responsabilidad de gobierno, a actuar con decisión para “erradicar las causas de esta realidad para remover esta plaga”.

“El pecado es la peor de las pandemias que la humanidad pudo haber tenido desde siempre”, señaló monseñor Canecín, al tiempo que subrayó que “la trata de personas es una lacra que está habiendo por todos lados, que brota del corazón dominado por el pecado”.

“Queremos unirnos desde aquí a todas las acciones que se han realizado hoy en el mundo entero en esta jornada de oración y de reflexión contra la trata de personas”, continuó el obispo de Goya, quien además destacó el lema elegido por el Papa Francisco para la jornada mundial de este año, “Una luz contra la trata. Caminando por la dignidad”.

En ese sentido, además, enfatizó que es importante tomar conciencia de la dignidad de cada ser humano que viene a este mundo y poder “acercarnos con los pies descalzos como Moisés frente a la zarza ardiente a cada ser humano. Al decir pies descalzos equivale a decir la palabra respeto, porque, cada ser humano es sagrado, es único e irrepetible”.

Afirmó también que "esta esclavitud moderna conoció Josefina Baquita y ella fue esclava. El Señor la sanó cuando la llamó a ser hija, cuando ella tomó conciencia de que el Señor puede sanar el corazón de las heridas más tremendas de la esclavitud”.

Monseñor Canecín aseguró que depende del “corazón del ser humano” porque si el “corazón está sano va a descubrir una hermana o un hermano en el otro ser humano, pero si el corazón está enfermo, la otra persona es un peldaño que yo piso para trepar o uso y lo descarto. Usan para enriquecerse, dando paso a la idolatría del dinero y, es eso, lo que lleva a esclavizar a tantas personas”.

Por otra parte, reflexionó también acerca de que “nos afecta el tema de las drogas, de los suicidios juveniles, la trata de personas, que son realidades en la que a veces cerramos los ojos y no queremos involucrarnos”, y reiteró que son “realidades que están en la casa del vecino del barrio o en la propia casa. A veces no las queremos ver”.

Seguidamente, animó a asumir el compromiso de “involucrarnos en esto, sin tener miedos ni temores, haciendo lo que corresponde. Primero trabajando en la prevención para que el corazón no sea dominado por el pecado”. Las autoridades pertinentes que fueron puestas por el Estado, tienen la responsabilidad de combatir el delito”, reafirmó.

Finalmente, destacó la presencia en la celebración de la jueza federal Pozzer Penzo, del director de la Unidad Regional II de la Policía de Corrientes, comisario mayor Roque Nicolás Báez, de los representantes de la Gendarmería Nacional, y de otras fuerzas federales. También, agradeció a la Red Infancia Robada que trabaja en Goya, por los derechos de las mujeres, niños y adolescentes.+