Lunes 17 de mayo de 2021

Mons. Canecín al personal de salud: En cada persona enferma, están asistiendo a Jesús

  • 20 de abril, 2021
  • Goya (Corrientes) (AICA)
El obispo de Goya, monseñor Adolfo Ramón Canecín, expresó su reconocimiento y aseguró su oración por el personal de salud en este momento de dificultad.
Doná a AICA.org

“Hermanos integrantes del equipo de salud, gracias porque ustedes, de alguna manera fueron y son expresión de la cercanía de ese Jesús Buen Pastor, que acompaña a las personas enfermas, en cualquier dolencia y en particular a los enfermos del Covid-19” afirmó el obispo de Goya, monseñor Adolfo Ramón Canecín, haciendo llegar su “cercanía y oración” a todos los que trabajan en este tiempo de pandemia.

“Hermanos todos, me dirijo a todo el personal de salud: médicos, enfermeros y enfermeras, sanitaristas y, a todos los que se han preparado por el estudio y capacitado para servir, buscando siempre la calidad de vida y la salud de cada ser humano” comenzó diciendo en un videomensaje que rápidamente se viralizó por las redes sociales.

El prelado reconoció que en esta época de pandemia que estamos viviendo por el coronavirus, "ustedes han tenido desde el comienzo y continúan teniendo un enorme protagonismo”, aunque “no siempre valorado o reconocido”.

“Quiero tener hoy con ustedes una cercanía orante, acompañarlos y, a través de ustedes, acompañar a sus familias a las que seguramente les costará entender el porqué de tantas horas y de tanto trabajo, porque a veces mantienen distanciamientos con sus respectivas familias como medidas preventivas”, subrayó monseñor Canecín.

En ese sentido, alentó a los “hermanos profesionales y a todos los integrantes del equipo de salud”, a rezar. "Quiero rezar con ustedes y quiero rezar por ustedes, por eso, les propongo rezar juntos el salmo 22, que es un salmo muy bonito en las Sagradas Escrituras: El Señor es mi Pastor”.

"El Señor es mi pastor, nada me puede faltar. Él me hace descansar en verdes praderas, me conduce a las aguas tranquilas y repara mis fuerzas; me guía por el recto sendero, por amor de su Nombre. Aunque cruce por oscuras quebradas, no temeré ningún mal, porque tú estás conmigo: tu vara y tu bastón me infunden confianza .Tú preparas ante mí una mesa, frente a mis enemigos; unges con óleo mi cabeza y mi copa rebosa. Tu bondad y tu gracia me acompañarán a lo largo de mi vida; y habitaré en la Casa del Señor, por muy largo tiempo".

Finalmente, agradeció a todos los hermanos integrantes del equipo de salud, diciendo: "Gracias porque ustedes, de alguna manera fueron y son expresión de la cercanía de ese Jesús Buen Pastor, que acompaña a las personas enfermas, en cualquier dolencia y en particular a los enfermos del Covid-19”.

El obispo hizo referencia a las palabras de Jesús: “Lo que hagan al más pequeño, a mí me lo hacen”, y afirmó: "Hermanos del equipo de salud, les digo que en cada persona enferma, ustedes están asistiendo al propio Jesús”, por eso “no cae en saco roto el esfuerzo, el trabajo, el cansancio y todo lo que ustedes están realizando con tanto esfuerzo en este tiempo de pandemia”.

"Los acompaño y los bendigo a cada uno de ustedes, pido que Dios les dé sabiduría, pido que Dios optimice los pocos o muchos medios que hoy la tecnología y la ciencia les ofrecen para salir al encuentro de tantas necesidades”.

“Bendigo a cada uno de ustedes y a sus familias”, concluyó, enviando "un fuerte abrazo en el Señor Jesús, el médico divino de las almas, del cuerpo y de las mentes”.

El obispo de Goya recibió hace pocos días su primera dosis de la vacuna contra el Covid.19.+