Viernes 19 de abril de 2024

Mons. Buenanueva: "Escuchar es el verbo de la fe"

  • 24 de febrero, 2023
  • San Francisco (Córdoba) (AICA)
El obispo de San Francisco publicó, este Miércoles de Ceniza, una "carta pastoral sobre la escucha en el camino sinodal".
Doná a AICA.org

El obispo de San Francisco, monseñor Sergio O. Buenanueva, publicó el 22 de febrero, Miércoles de Ceniza, una carta pastoral sobre la escucha en el camino sinodal, titulada “Escucha Israel…”.

En consonancia con esa temática, expresa: “Escuchar es el verbo de la fe. La Palabra de Dios ha llegado a nosotros, se ha hecho oír y, escuchada y aceptada en el corazón, ha engendrado en el santo pueblo fiel de Dios la fe, la esperanza y la caridad”, para luego continuar así: “Según lo previsto, después de un tiempo de motivación, estamos iniciando la fase de escucha de nuestro camino sinodal. Como lo hemos formulado: queremos escuchar la voz del Espíritu en las múltiples voces en que Él habla y nos hace llegar su voz. Se trata siempre de estar abiertos al paso de Dios por nuestra vida que está, como lo percibió Elías en la montaña, ‘en el rumor de una brisa suave’”.

“La escucha -dice más adelante- es así una dimensión permanente de nuestra fe y de la vida de la Iglesia. Cada domingo, no reunimos para escuchar la Palabra de Dios que nos llama y nos une en comunión y, obedientes a ella, alimentarnos con Pan vivo bajado del cielo, la Palabra hecha Eucaristía. Y es la escucha que prolongamos en toda nuestra vida pastoral: de la catequesis a la misión, en Cáritas y en los demás servicios evangelizadores”.

En cuanto a la fase actual del camino sinodal diocesano, indica: “Identifico tres dimensiones de la única escucha del Señor. No son momentos alternativos o que se sucedan en el tiempo, sino tres dimensiones que caracterizan a la fe como respuesta al Dios que se revela”. Ellas serían: “En primer lugar, la escucha de Dios que nos habla por Jesucristo, dóciles a su Espíritu”; luego, “está la escucha fraterna en nuestras comunidades y espacios pastorales”; “en tercer lugar, se trata de escuchar la voz del Espíritu, que habla desde las periferias de nuestras comunidades: tanto de los que están lejos como de aquellos que edifican nuestra sociedad, luchando por la justicia y el progreso de todos”.

“En esta Carta pastoral, quisiera detenerme en los sujetos que hemos de llevar adelante esta escucha de fe: tantos las personas como las comunidades y otros espacios pastorales”.

Monseñor Buenanueva precisa: “Para disponernos a la escucha necesitamos vivir (o recuperar) la hondura espiritual que nace de la experiencia de Dios, de su misericordia y su presencia fiel en nuestra historia, tanto personal como eclesial. Esta experiencia nos hace alegres, fuertes y serenos, alejando de nosotros el miedo, la dureza de corazón y la ceguera espiritual que nos vuelven desconfiados y amargados, quejosos y criticones”.

Subraya además que “cualquier proceso espiritual de escucha es tan fascinante y necesario como difícil y riesgoso. Por eso, viene en ayuda de nuestra debilidad el Espíritu Santo, al que tenemos que invocar siempre con sencillez de niños. Le pedimos humildad para saber escuchar, valentía para expresar nuestros puntos de vista y audacia evangélica para dar pasos de conversión. Necesitamos silencio para dejarnos alcanzar por el Evangelio”.

“Así planteada, la fase de escucha que estamos iniciando supondrá un perseverante camino de encuentro, de diálogos amplios y de oración contemplativa para descubrir juntos los caminos de Dios para nuestra Iglesia diocesana. Vale la pena emprender este camino, aunque resulte, por momentos, fatigoso”, concluye.+

» Texto completo de la carta pastoral