Martes 28 de mayo de 2024

Semana Santa: Mons. Barba invita a 'abrir los corazones para acercarnos a Dios'

  • 26 de marzo, 2024
  • San Luis (AICA)
El obispo de San Luis anima a vivir la Semana Mayor del cristianismo en familia, y a dejar que "Dios toque nuestros corazones con su gracia".
Doná a AICA.org

A través de un videomensaje, monseñor Gabriel Barba, obispo de San Luis, recordó a la comunidad diocesana que “una vez más estamos a las puertas de la Semana Santa y la Iglesia nos invita a celebrar la fe".

"Sobre todo quiero hacerles una invitación especial: a vivirla en familia. Yo creo que si se vive en familia, se celebra de otra manera, las alegrías y las tristezas, pero también la fe. Cuando los padres, los hijos, los abuelos caminan juntos el camino de la fe, la fe se hace más sólida”, aseguró.

“¿Por qué les digo todo esto? el Domingo de Ramos, el Jueves Santos, el Viernes Santo, la vigilia pascual, el Domingo de Pascua, cualquier momento de la Semana Santa, los invito a que vayan juntos a celebrar en familia, a vivir en familia. Y sin van el Domingo de Ramos a bendecir sus ramos, lleven un ramo extra a una persona que no pueda asistir a Misa, y que sienta que el Amor de Dios también golpea a su puerta", propuso.

"Porque así como Jesús entró en Jerusalén y la gente puso sus ramos y ahí pasó Jesús, ese ramito que entra en la casa de algún enfermo, algún anciano o de una persona que no suele ir a misa, sienta en ese ramito que es Jesús que pasa por su casa, por su corazón, por su vida”, agregó.

También señaló que la vida siempre es “un tiempo de Dios” y profundizó: “Dios mira cada momento de nuestra vida, y así como esté, con el sentimiento que tengo en el corazón, de alegría, de tristeza, de preocupación, como estamos, así Dios nos quiere, así Dios nos recibe".

"Si pueden celebrar el sacramento de la Confesión, es un momento súper oportuno. Aprovechen que los curas están más al alcance de la mano, que están más disponibles y los van a encontrar con más facilidad”, afirmó.

Por último, monseñor Barba llamó a dejar “que Dios toque sus corazones, dejen que la gracia actué y que esta Semana Santa sea una semana especial, una semana distinta, una semana de oración”.

“Se abren las puertas de la Semana Santa, abramos también nuestros corazones para acercarnos a Dios”, concluyó monseñor Barba.+