Martes 27 de febrero de 2024

Mons. Barba recordó al cardenal Mejía en el centenario de su nacimiento

  • 1 de febrero, 2023
  • San Luis (AICA)
En ocasión de ese aniversario, el obispo de San Luis hizo un repaso de la vida del archivista y bibliotecario emérito del Vaticano.
Doná a AICA.org

En el centenario de su nacimiento, el obispo de San Luis, monseñor Gabriel Bernardo Barba,recordó al cardenal Jorge María Mejía, nacido en Buenos Aires el 31 de enero de 1923.

Al hacer un repaso de su vida, el prelado recordó que, tras haber cursado sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de Buenos Aires y sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Villa Devoto, fue ordenado sacerdote para la arquidiócesis porteña el 22 de septiembre de 1945.

Luego de desempeñarse brevemente en la parroquia Santa Rosa de Lima, fue enviado a Roma para completar sus estudios. Allí alcanzó el doctorado en Sagrada Teología por la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino (donde fue compañero de san Juan Pablo II) y la Licenciatura en Ciencias Bíblicas por el Pontificio Instituto Bíblico. Además, en los años 1962 y 1963 realizó un curso de perfeccionamiento en la Escuela Bíblica de Jerusalén.

El obispo de San Luis también relató que el cardenal Mejía desempeñó una amplia actividad docente y académica, como profesor de Sagrada Escritura, en la Facultad de Teología de la Universidad Católica Argentina; profesor de griego bíblico, hebreo y arqueología, en la misma facultad; y también de Sagrada Escritura, en el Instituto de Cultura Religiosa Superior y en el Instituto de Ciencias Sagradas de los Hermanos Maristas en la Argentina. Asimismo, fue profesor invitado en el Instituto Ecuménico de Altos Estudios Teológicos de Tantur, en Israel.

Vale la pena además recordar que -según señaló monseñor Barba-, monseñor Jorge Mejía se desempeñó como director de la revista "Criterio" durante 22 años -de 1956 a 1977-, sucediendo en ese cargo a monseñor Gustavo J. Franceschi.

Por otra parte, en 1966 fue designado director de la Comisión de Ecumenismo del arzobispado de Buenos Aires. Y, al año siguiente, se lo nombró secretario del Departamento de Ecumenismo del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam).

Durante el Concilio Vaticano II, se desempeñó como perito y, de 1969 a 1972, fue presidente del comité ejecutivo de la Federación Católica Mundial para el Apostolado Bíblico.

En 1977, el papa san Pablo VI lo designó secretario de la Comisión Pontificia para las Relaciones Religiosas con el Judaísmo, organismo del área del Secretariado para la Unión de los Cristianos; y, el 20 de setiembre de 1979, san Juan Pablo II lo distinguió con el título de Capellán de Su Santidad.

El mismo papa lo designó vicepresidente de la Pontifica Comisión Justicia y Paz y, al mismo tiempo, lo elevó a la dignidad episcopal, haciéndolo obispo titular de Apollonia el 8 de marzo de 1986. Recibió la ordenación episcopal el 12 de abril de ese año, y fue promovido a arzobispo el 4 de marzo de 1994.

El 5 de marzo de 1994, fue nombrado secretario de la Congregación para los Obispos en la Curia Romana, consultor del Pontificio Consejo para los Laicos y de la Comisión para las Relaciones Religiosas con los Hebreos, miembro del Consejo Pontificio para la Pastoral de los Migrantes e Itinerantes y Secretario del Colegio Cardenalicio.

El 7 de marzo de 1998, por otro lado, fue nombrado archivero de los Archivos Secretos del Vaticano y bibliotecario de la Biblioteca Vaticana, cargos a los que renunció por alcanzar el límite de edad en octubre de 2003, luego de lo cual recibió el título de archivero emérito del Vaticano.

Fue creado cardenal por san Juan Pablo II, en el consistorio del 21 de febrero de 2001 -el mismo en el que recibió el birrete Jorge Mario Bergoglio-, con el título de San Jerónimo de la Caridad, diaconía elevada pro hac vice a título presbiteral el 21 de febrero de 2011.

Falleció el 9 de diciembre de 2014, a los 91 años. Sus restos fueron sepultados en la iglesia de su título cardenalicio, en Roma.+