Martes 17 de mayo de 2022

Mons. D´Annibale animó a ser sal y luz "en medio de la gente"

  • 8 de febrero, 2017
  • Río Gallegos (Santa Cruz)
El obispo de Río Gallegos, Miguel Ángel D´Annibale, comentó el evangelio dominical en el que Jesús invita a "ser sal y luz de la tierra" y expresó: "Si Jesús pide que haya sal es porque falta mucho sabor y si pide que seamos luz es porque hay mucha oscuridad". El prelado afirmó que "estamos invitados a ser luz y sal desde nuestra realidad".
Doná a AICA.org
"¿A quién le dice Jesús: ?Ustedes son la sal y la luz del mundo??", preguntó el obispo de Río Gallegos, Miguel Ángel D´Annibale, al comentar el evangelio dominical en el que Jesús continúa el Sermón de la Montaña. "La semana pasada había dicho felices los pobres, los que lloran, los que tienen el corazón puro... Esos son la sal y luz del mundo", aseguró.

El prelado explicó que el mensaje de Jesús es "que estamos invitados a ser luz y sal desde nuestra realidad". "Por eso es importante que brille en medio de la gente la luz que hay en ustedes. El cristiano es un hombre que lleva luz", añadió.

"Adentro nuestro habita una luz que estamos invitados a comunicar y a llevar a los demás. Porque si falta la luz, falta la iluminación del camino, si falta la sal, falta el sabor a la vida. El cristiano está invitado a ser luz y sal en medio de donde está", invitó.

Mons. D?Annibale recordó "la actualidad del mensaje" y animó a quienes vuelven del descanso de las vacaciones "a retomar las actividades con este mensaje del Señor: La luz es pequeña y la sal con poco transforma".

"No se olviden ?continuó- de estos valores evangélicos: Lo pequeño, lo humilde, lo sencillo. Porque esta sal y esta luz es lo pequeño que tiene que estar presente allí donde se necesita. Es ahí donde ponemos lo mejor de nosotros para la transformación de la vida".

Finalmente, el obispo afirmó que "los cristianos deben ser siempre testimonio del diálogo, de la caridad, de aunar las voluntades, de trabajar en conjunto. Vivamos esto en la Iglesia, en los barrios, en la familia y sepamos que así se transforma la sociedad", concluyó.+