Lunes 20 de septiembre de 2021

Misionero argentino lamenta el enfrentamiento entre cubanos

  • 14 de julio, 2021
  • San Rafael (Mendoza) (AICA)
"Más allá de la escasez y la tensión, lo más lamentable es que el propio presidente del país promueva el enfrentamiento", lamentó el P. Carlos Peteira de la diócesis de San Rafael desde Cuba.
Doná a AICA.org

El presbítero Carlos Peteira, de la diócesis de San Rafael, misionando en Cuba desde 2014, difundió un mensaje en las redes sociales en las que expresó: "La situación general es de mucha tensión y lo más lamentable, más allá de la escasez, es el enfrentamiento entre cubanos, promovido por el mismo presidente."

El sacerdote, que conduce desde hace años la parroquia San José en Yaguajay, perteneciente a la diócesis de Santa Clara (Cuba), transmitió ante todo tranquilidad respecto de su situación: “Nosotros estamos bien, lejos de los centros más convulsionados como la Habana y Santiago de Cuba.”

Al referirse a la situación general agregó: “La situación general es de mucha tensión”. Y haciendo referencia al mensaje que el presidente Díaz-Canel en el que llamó a los revolucionarios del país, a los comunistas, a que salgan a las calles y vayan a los lugares donde ocurren las “provocaciones” de los ya cansados ciudadanos cubanos, dijo: “Lo más lamentable, más allá de la escasez, es el enfrentamiento entre cubanos, promovido por el mismo presidente.” 

Para finalizar su mensaje pidió oraciones para este momento tan delicado de la isla: “Recemos para que esto tenga un desenlace que aliente la ya debilitada esperanza de este sufrido pueblo y no desencadene una guerra fratricida. ¡Que la Virgen de la Caridad nos ampare! Bendiciones”.

La misión se inició por un pedido de los obispos de Cuba en 2012 con la intención de ayudar a las distintas diócesis de Cuba enviando sacerdotes por un tiempo para animar a las comunidades.

La diócesis de San Rafael pudo ayudar y más de 20 sacerdotes pasaron durante estos años por Cuba. El padre Peteira es el sacerdote que más tiempo permanece allí. 

En 2019 el sacerdote mendocino escribió el libro “Cuba nos abrió sus puertas”, que recoge las memorias de estos años de misión. “Es un gran privilegio estar ahí, en la república de Cuba, un país con una rica historia y una realidad difícil”, donde la religión estuvo muy desplazada”, contaba el misionero a AICA unos años atrás.

Según relataba en aquel entonces el padre Peteira, habían iniciado una misión en un paraje llamado Nela, a unos 30 kilómetros de la parroquia. "Era para deprimirse el aspecto de la iglesia. Pero bastó abrir las deterioradas puertas y tocar con grandísimo cuidado sus endebles campanas para que empezaran a acercarse los chicos que salían de la escuela. Atendían con los ojazos abiertos a todo lo que les decía. Hablando con ellos, quedamos en encontrarnos la próxima vez, y muchos salieron felices, con la idea de prepararse para el bautismo".

"Nela es una de las 50 comunidades que atendemos, que en su momento era un pueblo floreciente, ya que contaba con uno de los mayores ingenios azucareros de Cuba. Pero después del triunfo de la revolución castrista, la pésima administración fue llevando las centrales azucareras a la más absoluta ruina y Nela quedó con la imagen de un pueblo fantasma. Hoy debemos reconstruir a Nela por completo: hay que recuperar la fe de la comunidad. Estoy seguro que, devolviéndole también a su iglesia la dignidad que se merece, lograremos un gran estímulo para volver a la vida cristiana y recuperar la esperanza, tan duramente puesta a prueba", contó en aquel entonces el padre Peteira.+