Jueves 3 de diciembre de 2020

Misionera argentina en Timor Oriental: "Mi pertenencia a Jesús es por medio de los más pobres"

  • 27 de octubre, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
Desde hace tres años, la hermana Cecilia Andereggen, religiosa argentina de la Congregación de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, está misionando en un país del sudeste asiático.

La hermana Cecilia Andereggen, religiosa argentina de la Congregación de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, se encuentra desde hace tres años como misionera en Timor Oriental. En el marco del Octubre Misionero, brindó su testimonio al programa “Aquí estoy, envíame”, de Vatican News. 

“Siempre ir en misión fue muy significativo: mi vocación nació en misión”, afirma la religiosa que descubrió su vocación en la adolescencia: “En el colegio hacíamos misiones en el interior de la Argentina y ahí yo supe antes que quería ser misionera y después que quería ser consagrada”. 

La misión de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús está centrada en la Eucaristía, el sentido apostólico y la acción apostólica de la educación evangelizadora, que viven desde la pedagogía del Corazón. Desde 2003, las religiosas están en Timor Oriental, una isla al norte de Australia y al sur de Indonesia, y en 2017 la hermana Cecilia fue destinada a la ciudad de Dili, capital del país. 

El pasaje del Evangelio con el que se siente más identificada en su misión es Lucas 5, 1-11: “Jesús hace eso conmigo”, confiesa y agrega que “una de las cosas en la que he crecido es en la vivencia de la Eucaristía. Estaba acostumbrada a tener misa todos los días y acá, como estamos en una zona de montaña, en realidad las que hacemos celebración todos los días somos nosotras, las hermanas”. En la aldea solo hay misa los días domingo ya que no reside aquí ningún sacerdote de modo permanente. 

Campaña Donación AICA

Muchos domingos van a las aldeas más alejadas que no tienen misa, para celebrar allí y llevar la comunión a los enfermos: “Tenemos que caminar a veces dos o tres horas por caminos de montaña para llegar a los enfermos porque si no, no pueden acceder a la Eucaristía, con Jesús en el bolso… peregrinando con Jesús”, comentó la religiosa. 

La hermana Cecilia aseguró que en la misión ha crecido especialmente en su pertenencia a Jesús y su pertenencia través de los más pobres: "Yo le pertenezco a Jesús en cuanto me doy a los demás, y en especial a Él presente en este pueblo, que sufrió mucho, que sufrió la guerra, que tiene muchas heridas, mucha historia, pero que también tiene mucha riqueza. Yo creo que recibí mucho y que estoy muy agradecida a Jesús, y a Jesús presente en su pueblo de Timor Oriental”. 

Las religiosas tienen en Dili dos casas, una destinada a ser residencia para jóvenes que van a vivir a la ciudad para realizar sus estudios secundarios o universitarios, y donde además funciona un centro de formación con apoyo escolar, merendero y diversos grupos comunitarios; y otra que funciona como centro de atención para niños con desnutrición y como residencia universitaria para jóvenes que cursan estudios en el área de la salud.+