Viernes 28 de enero de 2022

Ain Karem celebra diez años ayudando a embarazadas y celebrando la vida

  • 14 de enero, 2022
  • Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA)
El obispo emérito de Mar del Plata y fundador de la organización, Mons. Antonio Marino, presidió una misa por el aniversario y manifestó su gratitud a voluntarios por los nuevos centros abiertos.
Doná a AICA.org

El centro de ayuda a la mujer embarazada, Ain Karem, cumplió diez años de acción apostólica en defensa de la vida y lo celebró con una misa de acción de gracias, el miércoles 12 de enero en la catedral de Mar del Plata. La Eucaristía fue presidida por el obispo emérito, monseñor Antonio Marino, fundador de la organización. 

Ain Karem es un servicio brindado por la diócesis de Mar del Plata para la atención de mujeres que sobrellevan embarazos no deseados y requieren ayuda, consejo y contención. 

Es una misión transversal a otros servicios de la Iglesia porque atraviesa toda la realidad humana. Por tal motivo, trabajan en conjunto con Cáritas, Fasta, Manos Abiertas, Fundación Conín, Hogar Juanito Bosco, Pastoral Familiar, Pastoral de la Mujer, Cursillos de Cristiandad, y otras Instituciones que apoyan y complementan la tarea, para dar una ayuda integral a las embarazadas.

En su homilía, monseñor Marino explicó que “se decidió establecer la Navidad del Señor como fecha símbolo para marcar su origen. El nacimiento de Cristo es en realidad el nacimiento de la Vida”. Por tal motivo, la organización celebra su aniversario cada 25 de diciembre. 

Además, afirmó que “ante los buenos resultados, la comisión y todos los colaboradores, junto un voluntariado creciente, sentían fortalecida su esperanza y confirmada su convicción de que ésta era una obra de Dios, en la que los hombres éramos sus colaboradores e instrumentos”. 

Luego, manifestó emocionado: “Los bautismos de los niños, realizados por el obispo, además de ser una fiesta de la fe, fueron seguidos de una celebración humana, donde era muy visible el amor que en esto se ponía y los delicados detalles con que se rodeaba la vida naciente y se felicitaba el triunfo de la luz y del valor que da la fe en las mentes de las madres”.

También, monseñor Marino remarcó con gratitud la noticia que le transmitió su sucesor, monseñor Gabriel Antonio Mestre: la apertura de nuevas sedes en Necochea y Pinamar. 

Para terminar invitó a que “invoquemos a la Virgen Santísima, templo y sagrario de la Vida, para que se asocie en la plegaria ante su Hijo que vino para que tuviéramos Vida y la tuviéramos en abundancia”.+

» Texto completo de la homilía