Miércoles 22 de mayo de 2024

Miles de devotos en el santuario de san Expedito de San Rafael

  • 21 de abril, 2023
  • San Rafael (Mendoza) (AICA)
En su fiesta, el 19 de abril, se honró multitudinariamente al patrono de las causas justas y urgentes en el santuario de Monte Comán. La misa central fue presidida por Mons. Carlos Domínguez.
Doná a AICA.org

Miles de devotos de san Expedito concurrieron el 19 de abril al santuario ubicado en Monte Comán, a 45 kilómetros de San Rafael, para venerar al patrono de las causas justas y urgentes.

En la madrugada de una jornada de fe, un grupo de personas, iluminadas con velas, se reunió allí para rezar el Rosario frente a la imagen del santo. Luego, por la mañana, los peregrinos que llegaban al santuario contaban con la presencia de sacerdotes, que estuvieron confesando a quien lo necesitara. 

La misa central fue presidida por el obispo de San Rafael, monseñor Carlos María Domínguez, quien e su homilía expresó: “Muchas veces pensamos que si nos pasan las cosas malas o cosas que no son tan buenas, si tenemos necesidades y que tal vez, venimos a san Expedito a pedirle que interceda por nosotros para que la cosa se solucione rápidamente, y si eso no ocurre entonces eso significa que Dios se olvidó de mí. ¡No!”, y agregó: “Dios no se olvidó de vos, Él te sigue amando, lo sientas o no. El asunto es creerlo, porque todo el que cree en Él tiene vida”. 

A continuación, el diocesano se refirió a una anécdota que cuenta la tradición acerca del santo: “La imagen de san Expedito tiene en su mano una cruz que dice la palabra hodie, que en latín significa ‘hoy’, y está aplastando un cuervo que significaba al diablo, que venía a tentar a san Expedito en su indecisión de entregarle su corazón a Jesús. Él dudaba porque se quedaba sin empleo, se jugaba la vida. Y entonces el cuervo, con el sonido que emitía, le decía ‘Cras, cras, cras’, que en latín significa ‘Mañana, mañana, mañana’, como diciendo: ‘Posponé tu decisión de hacerte cristiano’. Y por eso, cuando san Expedito toma la decisión, aplasta al cuervo y en vez de mañana dice ‘hoy’. Por eso hoy el ‘hodie’ está en la cruz”.

En relación con ese suceso, el prelado reflexionó: “Muchas veces también nosotros somos vuelteros en esto de entregar el corazón a Dios. Y la vida, queridos hermanos, es cuestión de decisiones. Y tenemos que todos los días cuando nos levantamos, todos los días volver a elegir a Jesús. A decirle mañana no, hoy. Esa es la decisión que yo tomo cada mañana. Hoy Señor, quiero volver a seguirte; hoy Señor, quiero volver a ser discípulo tuyo; hoy quiero escuchar tu palabra; hoy te abro mi corazón para que me abraces con tu amor”.

Casi finalizando su homilía, monseñor Domínguez se refirió a san Expedito. “A él le pedimos por todas las causas que se tienen que resolver rápidamente, pero a veces la paciencia nos traiciona. san Expedito es san Expedito, no es el genio de la lámpara ni el hada madrina. Es un intercesor grande ante Dios por todo lo que nosotros le pedimos y por eso le ponemos a él nuestras peticiones, para que también se las lleve a Dios, pero con la apertura del corazón que diga: ‘Señor, que se haga tu voluntad. Vos, San Expedito, intercedé, pero me abro a la voluntad de Dios’”, concluyó.+