Viernes 3 de diciembre de 2021

Mensaje de Navidad de los obispos de Mendoza

  • 24 de diciembre, 2020
  • Mendoza (AICA)
En Navidad "todo es abrazado por Aquel que desde Belén a la Cruz y resurrección nos ha revelado el amor de Dios", anunciaron los obispos de Mendoza.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Mendoza, monseñor Marcelo Daniel Colombo, y su obispo auxiliar, monseñor Marcelo Fabián Mazzitelli, saludaron a la comunidad con motivo de la Navidad.

“Hemos peregrinado en este Adviento desafiados en la esperanza, concluyendo un año lleno de desconciertos frente a una pandemia que azota a la humanidad y de realidades que duelen en nuestro querido país”, dicen al comienzo. 

Con sentimientos de “temor, cansancio, fatiga, dolor e impotencia”, hacen especial hincapié en “la solidaridad con los que más sufren, compromiso con la misión que el Señor nos ha confiado, entrega en una catequesis sostenida con generosidad, fidelidad en la tarea de los equipos diocesanos, abnegado servicio de los agentes de la salud, de las fuerzas de seguridad, de los docentes, y de tantos que de manera anónima fueron signos del Reino de Dios”.

Definen la Navidad como un anuncio de alegría, “alegría que es el cumplimiento de la promesa de Dios de que caminaría con su pueblo. Así, todo es abrazado por Aquel que desde Belén a la Cruz y resurrección nos reveló el amor de Dios y nos llamó a reconocer en cada hombre un hermano y en cada mujer una hermana”.

“Alcanzados por este misterio, los invitamos a que juntos, contemplando el pesebre con emoción y gratitud, sepamos recibir en nuestras vidas y comunidades a Jesús, a seguirlo y anunciarlo, porque ‘nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él’”.

Al despedirse, los prelados mendocinos llaman a la comunidad a celebrar “con solemne sencillez” esta fiesta, y a unir las súplicas “para que en nuestro país, en estos días, sea defendida la vida humana, primer derecho fundamental, en todo su desarrollo, desde la concepción hasta la muerte natural, porque toda vida vale”. 

Con la bendición de Nuestra Señora de la Esperanza, desean con afecto “de hermanos y padres”, una feliz y santa Navidad.+