Sábado 21 de mayo de 2022

Mons. Margni: "La Navidad es alegría acompañada de misericordia y de justicia"

  • 24 de diciembre, 2021
  • Avellaneda (Buenos Aires) (AICA)
En su mensaje navideño, el obispo de Avellaneda-Lanús resaltó la centralidad de la "alegría del pesebre", que se transmite en medio de la pobreza, fragilidad y desamparo de la noche.
Doná a AICA.org

En su mensaje de Navidad, el obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Marcelo Julián Margni, expresó: "Esta es mi primera Navidad entre ustedes, me gustaría retomar uno de los primeros y más centrales mensajes del Papa: la alegría”.

En ese sentido, señaló que “unos siglos antes de Cristo, un profeta anunciaba de parte de Dios esta promesa: ‘Dios conducirá a su pueblo en la alegría, acompañándolo con su misericordia y su justicia’".

Por eso, remarcó que “esta promesa puede hablarnos también hoy, en medio de las incertidumbres y las inquietudes de este tiempo. Sí, también ahora es Dios quien nos conduce en la alegría. Nos conduce hacia nuestro propio centro, ese misterio de nuestra condición humana, a la vez frágil y colmada de dignidad”. 

Además, aclaró que es “una alegría acompañada de misericordia y justicia (así unidas, porque en Dios son una). Una alegría que puede abrirse paso en medio, más aún desde dentro de las dificultades, de los dolores y aún de la misma muerte. Es una alegría serena, ajena al bullicio y el estruendo, muy distinta de aquella alegría de fuegos artificiales que en un momento se encienden y al momento se apagan”.

Y destacó: “Es la alegría del pesebre, alegría de la noche silenciosa de Belén, que en medio de la pobreza, la fragilidad y el desamparo, transmite esa mansedumbre que nace de sabernos y sentirnos siempre en manos del Dios de bondad”. 

Por último, concluyó: “Que esa alegría sea el don de la Navidad para cada uno, y los acompañe a ustedes, a sus familias y sus seres queridos a lo largo del año próximo. Que traiga aliento y confianza a quienes más están sufriendo, y no deje de sostener a quienes comparten, alivian el dolor y salen al encuentro de los últimos. Y que nos inspire también caminos para resistir y reconstruir en la misericordia y la justicia”.+