Jueves 20 de enero de 2022

Mar del Plata: Mons. Marino invitó a los turistas a "un contacto más intenso con el Señor"

  • 27 de diciembre, 2016
  • Mar del Plata (Buenos Aires)
Como cada año, el obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, escribió un mensaje de bienvenida a los turistas que por estas fechas llegan a los diferentes balnearios de la diócesis a pasar sus vacaciones, poniéndose a disposición de los fieles para asegurarles los servicios espirituales de la Iglesia marplatense. En esta ocasión, monseñor Marino informó también sobre la iniciativa de invitar a los turistas para aprovechar las vacaciones y tener un contacto más intenso con el Señor.
Doná a AICA.org
Como es costumbre para estas fechas, las ciudades que conforman la diócesis de Mar del Plata son visitadas por miles de turistas que llegan a sus playas en busca de un tiempo de recreación y descanso. El obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, envió un mensaje de bienvenida y expresó su buena disposición para ofrecer los servicios espirituales de la diócesis durante la temporada de vacaciones y promover un contacto más profundo de los fieles con el Señor.

Recordando que, para los cristianos, Dios es "el centro de nuestra vida", una peregrinación en cuya marcha "enfrentamos pruebas y oscuridades" y que "un día culminará en el encuentro con Dios", invitó a quienes llegarán en sus vacaciones a la costa argentina, a "una oxigenación anímica y un fortalecimiento espiritual".

El obispo de Mar del Plata aseguró que "no sólo necesitamos descanso, recreación, alimento, variedad de estímulos, sino también ubicación en la vida, paz en la conciencia, rectificación de hábitos de conducta que no dominamos y complican nuestras relaciones".

Ante estas necesidades, los principales centros turísticos de la diócesis reciben durante los meses de verano un refuerzo importante en el número de sacerdotes que colaboran en la tarea pastoral, "brindando un mejor servicio sacramental adaptado al aumento de los fieles que acuden a nuestros templos". De esta manera, explicó monseñor Marino, "se asegura mejor la atención de confesiones y se multiplican en forma notable las posibilidades de asistir a la celebración de las misas".

El objetivo de esta iniciativa es ofrecer alivio espiritual y renovación humana a las personas de todas las edades, "por el reencuentro con Jesucristo que ofrece los tesoros de su gracia en los sacramentos de la Confesión y de la Eucaristía y en la escucha de su Palabra".+

Texto completo del mensaje