Lunes 16 de mayo de 2022

Los obispos porteños agradecen a los abuelos por marcar el rumbo y dar sabiduría

  • 17 de diciembre, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
Fue en un videomensaje dirigido a los adultos mayores en el marco de la Misión Adviento-Navidad de Buenos Aires que los tiene como centro y con el lema "Nace Jesús, renace nuestra esperanza".
Doná a AICA.org

Los obispos auxiliares porteños, junto con el cardenal Mario Aurelio Poli, enviaron un saludo especial de Navidad a los abuelos y adultos mayores, eje central de campaña navideña de la arquidiócesis de Buenos Aires con el lema “Nace Jesús, renace nuestra esperanza”.

El primer videomensaje fue grabado por los obispos auxiliares, monseñor Juan Carlos Ares y monseñor Alejandro Daniel Giorgi.

“Este año los obispos de Buenos Aires, junto al cardenal Mario, queremos mandarles un saludo de Navidad a nuestros abuelos, a nuestros mayores, a todos aquellos que nos marcan el rumbo, que nos dan sabiduría, que muchos de ustedes estuvieron solos en estos meses de pandemia”, puntualizó monseñor Giorgi.

“Por eso queremos dejarles un saludo, porque ustedes son un regalo de Dios para nosotros”, agregó.

En tanto, monseñor Ares les agradeció por “todas aquellas cosas que hacen, cómo transmiten la fe a los nietos, a las nuevas generaciones”.

“Gracias a ustedes armamos el pesebre y podemos decirles que Jesús está así entre nosotros”, completó.

“Por eso, nace Jesús y renace nuestra esperanza. Dios los bendiga. Feliz Navidad”, concluyeron los prelados porteños.

La Vicaría de Pastoral de la arquidiócesis de Buenos Aires conformó un equipo de animación misionera que lleva adelante la Misión Adviento-Navidad, desde "la acción comunitaria en las parroquias hasta las acciones individuales que haciéndolas en un mismo espíritu son expresión de la unidad y diversidad de la Iglesia".

El organismo arquidiocesano propuso que los días "más fuertes" en la Misión en conjunto sean los de esta semana que culmina el domingo 19 de diciembre, y sugiriendo el sábado para la misión, durante las horas más convenientes del día y de acuerdo con la mayor concurrencia de gente en los lugares decididos por las parroquias y decanatos.

"Lo más significativo de la propuesta misionera de este fin de año es tener como agente privilegiado y como destinatario a las personas mayores y abuelos. Son sin lugar a dudas las personas que más sufren la pandemia y a la vez son los que sueñan viendo en sus nietos y las próximas generaciones la realidad de un mundo más humano".+