Martes 17 de mayo de 2022

Los obispos peruanos condenan la masacre de 16 personas en el Vraem

  • 26 de mayo, 2021
  • Trujillo (Perú) (AICA)
"No más terrorismo. No más violencia en el Perú", pide el episcopado peruano al condenar el cruel asesinato de 16 personas en el Vraem (Valle de los ríos Apurimac, Ene y Mantaro).
Doná a AICA.org

El presidente de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, condenó el asesinato de al menos 16 personas en un poblado de la provincia de Vizcatán del Ene en el Valle de los ríos Apurimac, Ene y Mantaro conocido como Vraem, quizás la zona de más difícil acceso tanto desde la costa como desde la selva por estar ubicada en el corazón de los Andes centrales del Perú.

"Expreso mi más profunda condena por el cruel asesinato de 14 personas, entre mujeres, niños y jóvenes, (luego el número de víctimas ascendió a 16) ocurrido en el Vraem por parte de terroristas de Sendero Luminoso dirigidos por Víctor Quispe Palomino. Nadie tiene el derecho de quitar la vida a ninguna persona. La Vida es sagrada”, reza el comunicado del presidente de la CEP y arzobispo de Trujillo.

El prelado recordó que la vida es sagrada y nadie tiene el derecho de quitarle a vida a otra persona. “Nunca más al terrorismo, nunca más la violencia en el Perú, venga de donde venga” fue el llamado de la Iglesia asegurando que el país tiene derecho de vivir en paz y a construir un futuro que beneficie a todos.

“Pido a Dios por el eterno descanso de estas víctimas para que sus familias encuentren paz y consuelo y un esclarecimiento pleno de estos hechos,” abogó el prelado. 

Hechos de dolor
Los primeros indicios indican que el grupo terrorista Sendero Luminoso sería el responsable de la masacre entre los que se encuentran hombres, mujeres y niños. En la escena del crimen se hallaron panfletos en los que el grupo guerrillero se atribuye la autoría del hecho criminal que explica en “la necesidad de limpiar al Vraem y al Perú de antros de mal vivir, de parásitos y corruptos”.

Al parecer las víctimas fueron sorprendidas y ultimadas mientras se hallaban departiendo en un bar del poblado. Entre ellos habría por lo menos diez hombres y dos menores de edad, cuyos cuerpos no han sido plenamente identificados.

El comandante de la Policía Nacional César Cervantes, confirmó la realización de una investigación completa al tiempo que aseguró la presencia del Estado en la zona a través de la presencia de las fuerzas del orden.

También confirmó el trabajo que se adelanta para conocer la naturaleza de las armas empleadas y los móviles del crimen pues todo apunta a la intención de incinerar los cuerpos para desaparecer las evidencias.

El acontecimiento se presenta a dos semanas de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, cargo al que aspira Keiko Fujimori y Pedro Castillo, este último representa a la izquierda peruana, cuyos detractores han querido vincularlo con esta guerrilla.

Igualmente, la organización terrorista ha invitado a la población a boicotear las elecciones haciendo uso del voto en blanco, viciado o contrario a la candidata de la Fuerza Popular: “¡Quien vota a favor de Keiko Fujimori es un traidor asesino del Vraem, es asesino del Perú. Nunca más Fujimori!, advirtieron los guerrilleros.+