Martes 9 de agosto de 2022

Los obispos indignados por la firma de la norma que favorece el aborto

  • 17 de diciembre, 2019
  • San José (Costa Rica) (AICA)
Comunicado de la Conferencia Episcopal de Costa Rica
Doná a AICA.org

La Conferencia Episcopal de Costa Rica expresó su “rechazo e indignación” por la firma de la llamada "Norma técnica” sobre la despenalización del aborto por parte del presidente Carlos Alvarado Quesada, que “contradice el sentimiento expresado, con total claridad, por un pueblo convencido de su amor a Dios y a la vida naciente”, expresaron los prelados.



En el comunicado titulado “La vida humana es sagrada”, los obispos de Costa Rica recuerdan que siempre se han manifestado “en contra de esta y de toda acción que pretenda abrir puertas que atenten contra la vida humana, especialmente, contra la de los más vulnerables, como el no nacido pues "el Evangelio de la vida está en el centro del mensaje de Jesús”.



Al mismo tiempo los obispos reconocen “la honestidad y la valentía de quienes han sostenido que toda vida vale”, especialmente los legisladores y varios sectores sociales que lo han reiterado con firmeza.



“Los creyentes deben defender y promover el derecho a la vida” prosigue el comunicado, que invita a pedir al Señor de la vida que guíe “nuestro caminar como un país soberano y no siga alineándose a la cultura de muerte que se le está imponiendo”.



El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada, firmó el 13 de diciembre, un decreto que contiene el "reglamento técnico" sobre la despenalización del aborto. La interrupción voluntaria del embarazo se había despenalizado en el país en 1970, si era "para evitar un peligro para la vida o la salud de la madre". Sin embargo, en ausencia de un decreto de implementación, esta legislación no era aplicable en su totalidad.



Luego de las solicitudes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Estado preparó el reglamento técnico, que fue aprobado por el Fondo Nacional de Seguridad Social y firmado por el Jefe del Estado el 13 de diciembre.



Los obispos siempre apoyaron la vida humana como sagrada desde su concepción y en el comunicado del pasado 10 de octubre expresaron su pleno apoyo a la campaña "40 días por la vida" que invitaba a las personas a rezar "para que el aborto nunca se legalizase en Costa Rica".



Con respeto y plena convicción de que "la vida humana es inviolable" según la Constitución de Costa Rica, invitaron al presidente de la República a "no firmar la norma técnica", ya que es necesario defender a quienes no tienen la oportunidad de gritar por sus vidas. +