Jueves 9 de julio de 2020

Los obispos estadounidenses ofrecen reflexiones hacia una reforma de la acción policial

  • 29 de junio, 2020
  • Washington (Estados Unidos) (AICA)
"Si quieres paz, trabaja por la justicia", se titula el mensaje de los obispos estadounidenses ofreciendo reflexiones sobre la responsabilidad y las reformas policiales.

Luego de los trágicos acontecimientos recientes que llevaron a la muerte de dos afroamericanos bajo custodia policial y la discusión nacional sobre la reforma de la policía y la justicia racial, los Obispos de las Comisiones Episcopales interesadas particularmente en el tema, enviaron una carta a los miembros del Congreso de los Estados Unidos, en la que ofrecen reflexiones y principios sobre la responsabilidad y las reformas policiales. 

La carta está firmada por el monseñor Paul Stagg Coakley, arzobispo de Oklahoma City, presidente de la Comisión de Justicia y Desarrollo Humano de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (Usccb); monseñor Mario Eduardo Dorsonville-Rodríguez, obispo auxiliar de Washington y presidente del Comité de Migración, y por monseñor Shelton Joseph Fabre, obispo de Houma-Thibodaux, presidente del Comité ad hoc contra el racismo.

En la carta, los obispos señalan que, aunque los agentes de la ley ofrecen “un servicio excelente y necesario”, “el asesinato terrible e injusto de George Floyd, Rayshard Brooks y otros” muestra que debe haber “mejores prácticas para el entrenamiento y la responsabilidad de la policía, tanto en el uso de la fuerza letal, como en los modelos de discriminación y prejuicio, de modo que se pueda verificar la verdadera responsabilidad antes de que se pierdan otras vidas”. 

Los obispos de la Usccb piden releer sus cartas pastorales sobre justicia criminal y racismo publicadas a lo largo de los años, al comentario del papa Francisco sobre la muerte de George Floyd, así como un discurso previo sobre el uso de la fuerza por parte de la policía y observaciones sobre el papel de la policía en la sociedad del papa Benedicto XVI y el papa San Juan Pablo II.

“Apoyamos la larga tradición, desde san Agustín y santo Tomás de Aquino hasta el doctor Martin Luther King, que dice que el propósito de la ley y la aplicación de la ley es la promoción de la justicia. La única solución a los desafíos de este momento es seguir los sabios consejos del papa san Pablo VI: 'Si quieres la paz, trabaja por la justicia'”, subrayan los obispos. +