Viernes 23 de julio de 2021

Los obispos encaminados a una "renovación de la fe eucarística" de los estadounidenses

  • 21 de junio, 2021
  • Washington (Estados Unidos) (AICA)
El 75% de los obispos de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) aprobó comenzar el borrador de una declaración formal sobre el significado de la Eucaristía.
Doná a AICA.org

Los obispos de los Estados Unidos reunidos en Asamblea Plenaria, de forma virtual, aprobaron varias iniciativas entre ellas la redacción de un borrador de un documento sobre la Eucaristía.

La votación se dio luego de un amplio debate, con algunos obispos a favor y otros en contra del documento.

La medida fue aprobada por 168 votos a 55 con 6 abstenciones. En este caso bastaba la mayoría simple, pero la moción fue apoyada por alrededor del 75% de los prelados.

El esbozo para el borrador del documento sobre la Eucaristía presentado por el comité de doctrina incluye la enseñanza de la Iglesia sobre la presencia real de Cristo en el sacramento, el domingo como día del Señor, la Eucaristía como sacrificio y la dignidad para recibir la Comunión.

Este documento incluirá en su tercera parte una sección sobre la “coherencia eucarística” para los políticos católicos, y luego sobre la “dignidad” del acceso a la comunión en referencia a todos aquellos creyentes, como el presidente Joe Biden, que ocupan cargos públicos, pero apoyan la legislación a favor del aborto, la eutanasia, las uniones del mismo sexo. 

El Comité Episcopal sobre la doctrina, presidido actualmente por monseñor Kevin Rhoades, obispo de Fort Wayne-South Bend (Indiana), comenzará ahora a trabajar en el documento con vistas a la asamblea general de noviembre, en la que el texto deberá ser aprobado con una mayoría de al menos dos tercios. 

Monseñor Rhoades informó que los obispos que no formen parte del comité tendrán la oportunidad de ofrecer sus aportes y que el borrador final será objeto de enmiendas antes de ser sometido a votación. Además, explicó el obispo de Fort Wayne-South Bend, el documento no mencionará a Biden ni a otros por su nombre y se limitará a proporcionar directrices en lugar de imponer una política nacional obligatoria.

El proyecto “Renacimiento Eucarístico”
Inmediatamente después del anuncio, el obispo Andrew Cozzens, de la arquidiócesis de St. Paul, intervino y presentó el proyecto “Eucharisthic Revival” para el renacimiento eucarístico. 

La iniciativa se planificó para un año y se basa en un estudio del Pew Research Center que demuestra la escasa comprensión del Sacramento por parte de muchos católicos, así como el impacto de la pandemia en la práctica religiosa. 

“Necesitamos una renovación espiritual de la fe eucarística en nuestros corazones como obispos”, dijo monseñor Cozzens, “si queremos que nuestra gente y nuestros sacerdotes saboreen el don de la Eucaristía, necesitamos renovar el amor a este don”.

El discurso del nuncio Pierre: trabajar por la unidad
Los trabajos fueron inaugurados el 16 de junio por el nuncio apostólico en Estados Unidos, monseñor Pierre Christophe, que dirigió un largo discurso a los prelados -a los que llevó el saludo y “el apoyo fraterno” del papa Francisco- centrado íntegramente en una palabra clave: “Unidad”. 

Asimismo, monseñor Pierre recordó que el cristianismo “no es una mera tradición cultural” y debe distinguirse de “otras propuestas políticas e ideológicas”, porque “ofrece algo más que una ONG o una organización de servicios sociales: ofrece la salvación en la persona de Jesucristo”, especialmente a través de “los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía”. 

Precisamente la Eucaristía, reiteró el prelado, “no es simplemente una 'cosa' que hay que recibir, sino Cristo mismo, una Persona que hay que encontrar” y este encuentro debe ponerse en práctica según un diálogo “respetuoso” y “reflexivo” que “acompañe” a las personas, especialmente a las que se encuentran en dificultades “económicas, emocionales y espirituales”, con la “esperanza de una conversión más profunda”. 

El objetivo “como Iglesia y como obispos” debe ser la “unidad”, reiteró el nuncio, tanto local como en “comunión con la Sede de Pedro”.+