Jueves 29 de febrero de 2024

Los obispos dominicanos invitan a orar para afrontar los desafíos de la nación

  • 19 de enero, 2024
  • Santo Domingo (República Dominicana) (AICA)
Carta pastoral del episcopado dominicano con motivo de la solemnidad de Nuestra Señora de la Altagracia, protectora del pueblo dominicano, por celebrarse el 21 de enero.
Doná a AICA.org

La Conferencia Episcopal Dominicana (CED), en su carta pastoral titulada “La oración”, invita a la población a orar por las diversas necesidades del mundo y del país, entre ellas: las elecciones, los más pobres, enfermos y las familias.

En el documento, cuyo tema surge a propósito del “Año de la Oración”, propuesto por el Papa Francisco como preparación al Jubileo del 2025, los obispos explican los modos de oración; piden rezar para que en el mundo cesen las guerras y discordias y triunfe el diálogo; y ruegan que "el Señor nos conceda el don de la paz que tanto anhelamos”.

En la carta publicada con motivo de la solemnidad de Nuestra Señora de la Altagracia, la Iglesia en República Dominicana exhorta a orar por las próximas elecciones municipales, congresuales y presidenciales, para que sean “realmente democráticas, sin las situaciones traumáticas del pasado, en la que se respete la voluntad popular y cada ciudadano, cumpliendo con su deber cívico, ejerza el sufragio, no por presiones externas, intereses personales o favoritismo, sino respetando el sagrado dictamen de su conciencia”.

Los prelados animan también a rezar para que se detenga el dolor y el luto por tantos feminicidios, el narco y el microtráfico, que enluta a numerosas familias y barrios con los frecuentes enfrentamientos entre bandas armadas, las muertes extrajudiciales o por balas perdidas. En ese orden, los prelados elevan plegarias para que se agilicen los procesos penales de los internos preventivos, así como, para que los casos de gran magnitud y envergadura, “no queden en mero aspaviento mediático”.

La CED implora para que mejore la calidad de la educación de niños y jóvenes, tengan verdaderos maestros, no solo de conocimientos científico-técnicos, sino que sean formadores en valores; al tiempo que, subrayan la necesidad de mayor atención a la salud mental y suplican para que “tengamos un mejor y más eficiente ordenamiento urbano, aprendamos a respetar las leyes de tránsito, ejercitemos más la virtud de la prudencia en las calles y carreteras”, a fin de evitar las muertes por accidentes vehiculares.

En su carta el episcopado dominicano también solicita que los pobres sean tomados más en cuenta por las instituciones “llamadas a asistirles en sus necesidades”, así como por las familias que son “bombardeadas por ideologías que desnaturalizan y desarraigan la propia identidad familiar, para que el Estado desarrolle políticas públicas que las protejan”.

La carta pastoral, dirigida especialmente a la feligresía católica, se realiza en ocasión dela solemnidad de Nuestra Señora de la Altagracia, protectora del pueblo dominicano, que se celebra el 21 de enero.+