Sábado 25 de septiembre de 2021

Los obispos alertan que la reforma constitucional sea un retroceso en la defensa de la vida

  • 14 de septiembre, 2021
  • San Salvador (El Salvador) (AICA)
Los obispos de El Salvador criticaron las recientes reformas a la Ley de la Carrera Judicial, la reelección presidencial y la inminente aprobación de reformas a la Constitución.
Doná a AICA.org

Los obispos de El Salvador alertaron en un comunicado que la reforma constitucional se use para permitir ataques contra la vida humana, el aborto, la eutanasia y la redefinición del matrimonio.

El arzobispo de San Salvador y presidente de la Conferencia Episcopal de El Salvador, José Luis Escobar, aseveró que sobre el proceso para reformar la Constitución del país “se oyen muchas voces que temen un retroceso en cuanto a la defensa de la vida humana”.

“El pueblo salvadoreño –dice el comunicado de los obispos difundido el domingo 12 de septiembre- anhela vivir en un Estado de derecho y justicia plenos”. 

“Justicia y derecho por años negados, debido al ejercicio de prácticas ilegítimas e improcedentes como la corrupción, la impunidad, el nepotismo, el compadrazgo, la compra de voluntades, la mentira, la difamación, la calumnia”, lamentan los prelados.

Además recordaron que “prácticas como éstas, que son contrarias a la ley, han provocado miles de víctimas entre el pueblo salvadoreño entre las cuales se cuentan hermanos y hermanas humildes, sacerdotes y religiosas, como nuestro santo, monseñor Oscar Arnulfo Romero y nuestros mártires, padre Rutilio Grande, Fray Cosme Spessotto, Manuel Solórzano y Nelson Rutilio Lemus, de cuyos asesinatos jamás se hizo justicia”.

Sobre el proceso de la reforma constitucional en el que se está planteando legalizar el aborto, afirmaron que “no se puede aceptar una reforma constitucional que ponga las condiciones para la legalización del aborto”.

“Tampoco la reforma constitucional que con un lenguaje equívoco, llamándole muerte digna, legalice la eutanasia. Nunca será legal el asesinato”, aseveraron.

Al respecto ratifican que “como cristianos, estamos absolutamente a favor de la vida desde su concepción hasta su muerte natural”.

De igual forma retificaron el valor de la familia y la vida, puesto que “la familia es el matrimonio, cuya función primordial es la transmisión de la vida, gracias a la natural complementariedad entre el hombre y la mujer”.

Igualmente la familia “tiene la función de la educación de los hijos y la transmisión de la cultura. La Constitución, conforme a los valores y principios de nuestra sociedad, deberá defender el bien de la vida y la familia”.

Por ello los prelados hacen un llamado impostergable: “El Salvador necesita urgentemente un cambio de estructuras, pero ese cambio solo será posible si es realizado por hombres y mujeres con corazones nuevos”.

“Como lo dijeron los obispos reunidos en Medellín: No tendremos un continente nuevo sin nuevas y renovadas estructuras, sobre todo no habrá continente nuevo sin hombres nuevos, que a la luz del Evangelio sepan ser verdaderamente libres y responsables”, concluyeron.

Asimismo reiteraron: “No tendremos nuevas y renovadas estructuras sin hombres nuevos que a la luz del Evangelio sepan ser verdaderamente libres y responsables”.+