Lunes 24 de enero de 2022

Los Médicos Católicos valoran la vocación "al servicio de la vida"

  • 24 de marzo, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
El Consorcio de Médicos Católicos se manifestó en reconocimiento a los profesionales de la salud, médicos, enfermeros, técnicos y auxiliares.
Doná a AICA.org

En un comunicado titulado “Los médicos y la Vida”, el Consorcio de Médicos Católicos se manifestó en reconocimiento a los profesionales de la salud, médicos, enfermeros, técnicos y auxiliares, en este momento de pandemia y emergencia que está atravesando la humanidad.



El comunicado está firmado por la presidente del Consorcio, doctora Raquel Bolton; y la vicepresidente, doctora Elena Passo; y se enmarca en un tiempo litúrgico “que llama a encontrar un sentido en la contemplación de un desierto”.



“Algo que caracteriza a los médicos, enfermeros y a todos los integrantes del equipo de salud es la vocación al servicio de la vida y la fidelidad al mensaje que lleva a descubrir el verdadero sentido sobre la realidad del dolor y el sufrimiento”, destacaron.



“Desde nuestra institución siempre nos hemos manifestado en defensa de la vida y de la integridad de todos”, señalaron. Por eso, en esta “dolorosa realidad”, expresaron su cercanía a los profesionales de la salud “que tienen nombres y rostros ocultos detrás de un barbijo”, y que “han sido llamados a una solidaridad generadora de vida y presencia pascual al lado de los enfermos”.



“Muchos de ellos han padecido la enfermedad y algunos incluso murieron cumpliendo con su misión, destacamos a los agentes de salud encargados de las normas de bioseguridad y procesos de desinfección, siendo fundamental su presencia en el cumplimiento de las mismas”, añadieron.



Por otra parte, enviaron su agradecimiento “a los sacerdotes que en forma silenciosa y humilde hacen posible la asistencia de tantas personas atravesadas por el dolor y la enfermedad”.



“Como comunidad de médicos católicos, nos ponemos ante la presencia de nuestra Señora de Luján y pedimos su intercesión: Madre Santísima presencia de silencio y oración, que tu Hijo cuide a todos los enfermos, a sus familias, al personal sanitario y a los sacerdotes, para que lleguen a ser testigos de la ternura de Dios y signos de esperanza”, concluyeron.+