Jueves 30 de mayo de 2024

Los jóvenes de La Rioja, protagonistas de una Iglesia en salida

  • 30 de marzo, 2023
  • La Rioja (AICA)
La pastoral juvenil de La Rioja tuvo su asamblea diocesana, en la que participaron jóvenes de todos los decanatos acompañados de algunos sacerdotes, religiosas, y de monseñor Dante Braida.
Doná a AICA.org

La Casa Teresa de Calcuta de la ciudad de La Rioja fue escenario, los días 24 y 25 de marzo, de la Asamblea Diocesana de la Pastoral Juvenil, en la que participaron jóvenes de todos los decanatos acompañados por algunos sacerdotes y religiosas, el asesor de la Pastoral Juvenil, el diácono Alexis Rosales y el obispo, monseñor Dante Gustavo Braida.

Con oración, reflexión y vida compartida, vieron el paso de Dios por sus vidas. Además, se modificaron los estatutos y se eligieron las nuevas autoridades que coordinarán la pastoral juvenil.

El gran pedido de los jóvenes fue un espacio para ser escuchados y participar en la Iglesia, junto con el compromiso de salir a buscar a los jóvenes que están alejados. Se sienten llamados por Jesús y comprometidos con sus ambientes y con el entusiasmo de dar nuevas miradas a la Iglesia.

La hermana Antonella, quien dejó el cargo de asesora, agradeció emocionada este camino y su misión de ser transición entre distintos momentos de esta pastoral y destacó que Dios hace nuevas todas las cosas.

En la misa de clausura, monseñor Braida subrayó que “Cristo viene a rejuvenecer todas las cosas”, e indicó que “la misión como Pastoral de Juventud es una misión fundamentada en el amor y en el amor de Jesús que da la vida por todas las personas”.

Por ello, expresó que “nuestro amor tiene que ser por todos los jóvenes que estén en la situación que estén". “Estamos llamados -sostuvo- a acercarnos al sufrimiento de tantos jóvenes, chicos, chicas que están en una tumba atrapados por la cárcel, por las adicciones o por la falta de sentido de la vida”.

“Que nuestro corazón vibre, sufra y llore por estos jóvenes con un gran amor, para que busquemos un camino juntos y poder tender una mano y ser una palabra y una presencia de vida y de resurrección para tantos jóvenes”, invitó.

Por último, animó a preguntarse: “¿Qué quiere Dios de mi vida?” para ver dónde Dios llama a dar la vida. “Se espera que la Pastoral de Juventud se entregue, viva con alegría su misión y también una apertura a lo que Dios va queriendo de sus vidas. ¡Ánimo! ¡Fuerza!”, concluyó.+