Jueves 24 de junio de 2021

Los jesuitas denuncian 600 ataques contra las minorías religiosas en la India

  • 20 de octubre, 2014
  • Nueva Delhi (India)
Los jesuitas de la India enviaron un llamado al gobierno central y a los gobiernos de varios estados indios para que adopten "medidas urgentes para poner fin a la campaña de odio y violencia contra las minorías religiosas, que tiene un impacto negativo en la armonía social en numerosas zonas del país", y resaltan que "el evidente apoyo de los líderes políticos a los grupos radicales y extremistas hindúes desató la violencia en muchos lugares. Los medios de comunicación informaron que entre mayo y septiembre de este año hubo más de 600 casos de violencia contra las minorías", y que "los autores de los actos quedan impunes".
Doná a AICA.org
Los jesuitas de la India reunidos en la red "Jesa" (Jesuits in Social Action) enviaron un fuerte llamado al gobierno central y a los gobiernos de varios estados indios para que adopten "medidas urgentes para poner fin a la campaña orquestada y motivada por el odio y la violencia contra las minorías religiosas, que tiene un impacto negativo en la armonía social en muchas ciudades y pueblos de numerosas zonas del país", según informó la agencia Fides.

El texto del llamado recuerda que "el evidente apoyo de los líderes políticos a los grupos radicales y extremistas hindúes desató la violencia en muchos lugares. Los medios de comunicación informaron que entre mayo y septiembre de este año hubo más de 600 casos de violencia contra las minorías", y que "los autores de tales actos quedan impunes".

"La impunidad ?señalan los jesuitas de la India- alienta a los extremistas que actúan fuera de la ley", mientras que la sociedad civil pidió desde hace tiempo a los gobiernos que detengan a "los que crean discordia y polarizan la sociedad". Más de 30 organizaciones que defienden los derechos humanos reiteraron su pedido de proteger los derechos de las minorías, especialmente el derecho a vivir con la misma dignidad e igualdad que todos los ciudadanos de la India.

La situación, dice el texto de los jesuitas, es tan crítica que incluso una jurista de la talla de Fali Nariman expresó abiertamente su preocupación. "Los primeros 100 días del nuevo gobierno -dicen los jesuitas- han visto un aumento progresivo de los discursos que incitan al odio contra los musulmanes y los cristianos. Se burlan de su identidad, cuestionan su ciudadanía, se ríen de su fe. Se multiplican las coacciones, las divisiones y las sospechas. Los ataques contra las minorías religiosas han adquirido proporciones alarmantes: más de 600, entre mayo y septiembre de 2014, en varias partes del país"

Los jesuitas añaden que "la campaña de odio y violencia se dirige no sólo sobre las minorías religiosas, sino también contra la sociedad, abogados y académicos, y que el gobierno permanece en silencio. Los cristianos son blanco de la violencia colectiva en Uttar Pradesh, Madhya Pradesh y Chhattisgarh", según un enfoque que cambió su estrategia: "pocas muertes, peor una violencia cotidiana de baja intensidad que se está convirtiendo en rutina". Por esta razón pedimos "una acción rápida contra los que crean tensión en la sociedad", y sugiere al Ministerio de Interior "dar una directiva para que la policía no se condicione por los grupos extremistas".+