Jueves 1 de diciembre de 2022

Los consagrados de la diócesis de Rafaela renovaron su compromiso

  • 6 de julio, 2015
  • Rafaela (Santa Fe) (AICA)
Convocado por el obispo de Rafaela, monseñor Luis Fernández, se realizó en Sunchales el encuentro diocesano de consagradas y consagrados, cuyo objetivo fue "cultivar la fraternidad y la comunión, valores genuinos en el camino del seguimiento a Cristo". En ese marco, renovaron su compromiso de "ser evangelio, profecía y esperanza" como pide el papa Francisco para el Año de la Vida Consagrada.
Doná a AICA.org
Convocado por el obispo de Rafaela, monseñor Luis Fernández, se realizó en Sunchales, el encuentro diocesano de consagradas y consagrados, cuyo objetivo fue "cultivar la fraternidad y la comunión, valores genuinos en el camino del seguimiento a Cristo".

La actividad comenzó a las 10 con la celebración eucarística dominical presidida por el prelado en la parroquia San Carlos Borromeo.

Participaron las Hermanas del Monasterio, las Vírgenes Consagradas, las religiosas Esclavas de San José, de la Misericordia y del Divino Maestro, los Hermanos Oblatos y una laica consagrada.

El obispo y los consagrados se trasladaron luego al salón comunitario Santa Rafaela María", de las Hermanas Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, donde se realizaron dinámicas para favorecer el "re-conocimiento" mutuo. El juego del "amigo invisible" tuvo una doble consigna: rezar por el amigo que Jesús les hizo encontrar ese día y tratar de mantener en el tiempo la cercanía y la atención. Y luego hubo un momento de diálogo de dos en dos.

Tras ese coloquio de pares, comenzó el armado de un rompecabezas. Cada cual colocaba su pieza y encontraba su lugar en el conjunto. Se reservaron tres piezas que correspondían a las tres comunidades que, aunque ausentes físicamente, estuvieron en la memoria de los participantes. Para finalmente descubrir que las piezas armaban el logo del Año de la Vida Consagrada.

En este sentido, los participantes recordaron que el logo contiene todas las invitaciones que les hace el papa Francisco: "Ser evangelio, profecía y esperanza; vida consagrada en la Iglesia hoy. En el impulso del Espíritu Santo, con la diversidad de carismas".

Después de la lectura reflexionada de extractos del documento "Escrutar" y las llamadas que interpelan y devuelven esperanza: encuentro, salida, discernimiento, la actividad terminó a las 17:30 con una oración ante Jesús Eucaristía y la bendición final, esperando concretar otro encuentro para octubre.+