Martes 4 de octubre de 2022

Los Círculos Católicos de Obreros peregrinaron a Luján

  • 10 de agosto, 2022
  • Luján (Buenos Aires) (AICA)
Continuando con la tradición de su fundador, dirigentes, autoridades, trabajadores y familias de los Círculos Católicos de Obreros del país pidieron la protección ante la patrona de los argentinos.
Doná a AICA.org

El domingo 7 de agosto, luego de compartir un desayuno en el jardín de infantes “Negrito Manuel” del Círculo de Luján, integrantes de círculos de diferentes lugares del país, encabezados por el doctor Hernán de Ruschi, presidente de la Federación de los Círculos Católicos de Obreros (FCCO), se dirigieron hacia la Basílica Nacional de Luján para participar de la celebración de la misa que presidió en el altar mayor el presbítero Cesar Sturba, viceasesor espiritual de la Federación.

En su homilía, el sacerdote destacó los 129 años ininterrumpidos de la peregrinación, el compromiso de la institución de acudir cada año a los pies de la Virgen para pedir su protección y, tras mencionar las múltiples acciones sociales, médicas, educativas, comunicacionales y culturales que desarrolla la Federación, animó “a todos los dirigentes y trabajadores a continuar y profundizar la obra de nuestro fundador, el Padre Federico Grote, quien tuvo la enorme clarividencia de comprender que había que servir a los trabajadores en todas sus necesidades y acompañarlos en el encuentro con Dios, a pesar de las dificultades y situaciones adversas”.

Asimismo, expresó: “Venimos a abrir nuestro corazón, aquí está la Madre de Dios, Nuestra Santísima Virgen, la Madre del pueblo argentino, ella es la Reina de la Iglesia y su amor nunca nos va a abandonar y siempre va a estar al lado nuestro”.

Al finalizar la celebración eucarística, el doctor Hernán de Ruschi, manifestó una “enorme alegría por esta nueva peregrinación después de las dificultades que supuso la pandemia y por la presencia de tantos Círculos. Así pudimos agradecer a la Virgen de Luján todas las gracias que nos concede a nivel personal e institucional”. 


En tanto que, el ex presidente de la FCCO, Oscar Compagnucci, señaló: “Fuimos al cobijo de nuestra Madre de Luján y recibimos, una vez más, su profundo amor en tiempos de pruebas muy fuertes y estar aquí nos ayuda a saber cómo debemos seguir caminando siguiendo las orientaciones proféticas de nuestro fundador, el querido Padre Grote, apóstol de los trabajadores”.

Daniel Del Cerro, Secretario de la FCCO e integrante del Círculo de Villa Ballester, manifestó su “alegría de ver representados muchos Círculos de diferentes lugares del país y quienes no pudieron estar se acercaron a santuarios marianos locales lo cual nos hace estar unidos y hermanados en este día y en esta peregrinación. Además estuvieron también presentes dirigentes de OSAMOC, de la Mutual Padre Grote, del Sanatorio San José, de Radio Grote, de nuestros institutos de formación. Nos hemos hecho eco de lo que decía el Padre Grote cuando expresó que “quería poner la obra bajo la protección de la Virgen, a fin de que Ella misma se encargara de sacarla adelante”.

Por su parte, el Tesorero de la FCCO, Emilio Rotival, aseguró que “realizar nuestra 129° Peregrinación en el día de la Fiesta de San Cayetano es una feliz coincidencia. Mayor relevancia cobra este evento en tiempos de una complicada situación social y económica que atraviesa nuestra Patria. Hemos rezado especialmente a la Virgen por nuestra Institución, por nuestros hermanos de los Círculos y por todos nuestros hermanos que están enfrentando realidades muy complejas”.

Finalmente, Carlos Perroni, del Círculo de Avellaneda, dijo que “seguir la práctica que iniciara el Padre Grote, hace 129 años, nos ayuda a ver la necesidad de agradecer a la Virgen su auxilio y protección”. “Confiar en ella nuestros proyectos e inquietudes para afrontar las tribulaciones y embates de cada momento y renovar nuestra esperanza en la tarea que llevamos adelante”, agregó.

De esta manera los Círculos de Obreros Católicos cumplieron, un nuevo año más, con el legado de peregrinar hacia la Basílica de Luján que había remarcado el Padre Grote, cuando en los comienzos de los Círculos Católicos de Obreros  -año 1893-  afirmó: “Ante la Virgen juramos mantenernos firmes en nuestro propósito de redención de los humildes, e hicimos voto de concurrir todos los años en masa ante su imagen para que Ella mantuviera intacta nuestra energía perseverante”.+