Jueves 11 de agosto de 2022

La Vicaría de Solidaridad de Quilmes expresó su apoyo a una víctima de violación grupal

  • 10 de marzo, 2022
  • Quilmes (Buenos Aires) (AICA)
La Vicaría de Solidaridad de la diócesis de Quilmes expresó su apoyo a Vicky, víctima de una violación grupal ocurrida en 2019, y repudió los escraches que denuncian una "causa armada".
Doná a AICA.org

"Nuestra solidaridad con Vicky", es el título del comunicado emitido el 9 de marzo por la Vicaría de Solidaridad de Quilmes, en apoyo a una joven que fue víctima de violación en 2019.

Tras la condena de 15 y 16 años de prisión a sus agresores, determinada a fines de 2021, familiares de ellos protagonizan escraches a los jueces, tildándolos de "feminazis" e instalando la idea de una "causa armada".

Ante esto, la Vicaría repudió los "lamentables escraches" y expresó su solidaridad "con Vicky, víctima de esta situación; y con nuestra querida hermana Paulina, religiosa de San José de Cúneo, generosa defensora de los derechos de los más pobres", que fue quien recibió a la jovencita en su refugio para mujeres víctimas de violencia.

Texto del comunicado: Nuestra solidaridad con Vicky
El 30 marzo de 2019, en una casa del barrio Santa Rosa de Florencio Varela, Vicky fue violada por diez jóvenes cuando tenía 17 años. En julio del mismo año llegó al refugio para mujeres víctimas de violencia, Nuestra Señora del Milagro, que dirige la Hermana Paulina Oviedo. 

A fines de diciembre de 2021 los agresores fueron condenados a 15 y 16 años por abuso sexual agravado por la pluralidad de hombres que participaron. Aunque están presos, la condena fue apelada. La causa está en trámite de revisión en el Tribunal de Casación de La Plata. 

Los familiares de los detenidos hacen “escraches” al juez Diego Agüero y a la jueza María Florencia Butiérrez, para instalar la idea de “causa armada” por jueces “feminazis”, explicó a la prensa Martín Grizzuti, secretario del Juzgado de Garantías en lo Penal Nº 6 de Quilmes. 

Nuestro más firme repudio a estos lamentables “escraches”. Nuestra solidaridad con Vicky, víctima de esta situación; y con nuestra querida Hna. Paulina, religiosa de San José de Cúneo, generosa defensora de los derechos de los más pobres.+