Miércoles 29 de mayo de 2024

La Santa Sede condena la profanación de símbolos y lugares religiosos

  • 14 de julio, 2023
  • Ginebra (Naciones Unidas) (AICA)
El encargado de negocios de la Misión Permanente de la Santa Sede, monseñor David Putzer, repudió ese hecho -citando al Papa Francisco, durante una sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.
Doná a AICA.org

La Santa Sede condenó "con la mayor firmeza" la profanación, destrucción o falta de respeto de los objetos, símbolos y lugares de culto religiosos. En el marco de la 53ª Sesión ordinaria del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, el encargado de negocios de la Misión Permanente de la Santa Sede, monseñor David Putzer, intervino en el debate sobre el aumento alarmante de actos premeditados y públicos de odio religioso, como lo manifiesta la profanación periódica del Corán en algunos países europeos y en otros lugares.

La referencia es, en particular, al episodio reciente en Suecia, donde un manifestante de origen iraquí prendió fuego al libro sagrado para el islam delante de la mezquita de Medborgarplatsen, en Estocolmo, al inicio de la fiesta de tres días de al-Adha, una de las más importantes en el mundo musulmán.

Un gesto que provocó fuertes polémicas y protestas en todo el mundo, entre ellos el Papa Francisco quien se refirió a suceso en una entrevista concedida al diario de los Emiratos Árabes Al-Ittihad. "Me siento indignado y asqueado por estas acciones", manifestó.

"Cualquier libro considerado sagrado por su propia gente debe ser respetado por respeto a sus creyentes, y la libertad de expresión nunca debe utilizarse como excusa para despreciar a los demás, y permitir esto debe ser rechazado y condenado", sostuvo.

Ataques a la dignidad de los creyentes
Recordando las palabras del pontífice, el delegado del Vaticano ante la ONU en Ginebra expresó no sólo su condena, sino también la preocupación de la Santa Sede: "La reciente quema del Corán el primer día de la fiesta musulmana de Eid al-Adha es particularmente preocupante, ya que también se ha denigrado el significado de ese día sagrado", advirtió.

“El credo  religioso es una expresión de la búsqueda del hombre de la verdad, del significado y del propósito de la vida. Como tal, insultar deliberadamente las creencias religiosas, las tradiciones o los objetos sagrados constituye un ataque a la dignidad humana del creyente", agregó.

Por otra parte, según el encargado de negocios, es necesario tomar mayor conciencia del hecho de que "actores deshonestos cometen a menudo actos de intolerancia religiosa, abusando del precioso don de la libertad de expresión para provocar una reacción desproporcionada".

"Alimentan así 'el odio, la intolerancia y la violencia' en un mundo ya marcado por guerras y conflictos, donde es necesaria – como sigue repitiendo el Papa – la fraternidad como bálsamo para las heridas de este tiempo", concluyó.+