Lunes 17 de mayo de 2021

La Red Clamor exige justicia ante el crimen de 19 migrantes en México

  • 29 de enero, 2021
  • Ciudad de México (AICA)
La Red Clamor (Consejo Latinoamericano para los Migrantes, Refugiados y Víctimas de Trata), envió una carta a las autoridades de México y Guatemala, a raíz de la masacre contra 19 migrantes.
Doná a AICA.org

La Red Clamor (Consejo Latinoamericano para los Migrantes, Refugiados y Víctimas de Trata), que reúne a obispos, sacerdotes, religiosos y laicos de América Latina y el Caribe que buscan acoger, proteger, promover e integrar a migrantes, refugiados y víctimas de trata, envió una carta al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador; al presidente constitucional de la República de Guatemala, doctor Alejandro Giammattei; al secretario de Relaciones Exteriores de los Estados Unidos Mexicanos, Marcelo Luis Ebrard Casaubon; y al ministro de Relaciones Exteriores de la República de Guatemala, licenciado Pedro Brolo Vila.

La carta tiene como objetivo expresar “dolor e indignación ante la noticia de la masacre acaecida en Camargo, Tamaulipas, México, el pasado 23 de enero, cometida presuntamente por grupos del crimen organizado contra 19 migrantes”.

“Al mismo tiempo solicitarle sus buenos oficios a fin de lograr esclarecer los hechos y circunstancias de la referida masacre de modo que un crimen de esta naturaleza, como otros ya sucedidos, no quede impune”.

“El hallazgo de 19 cuerpos baleados y calcinados, de posibles migrantes guatemaltecos, la mayoría del departamento de San Marcos, de la República de Guatemala, se suma a las masacres masivas y públicas de hermanas y hermanos centroamericanos en los años 2010, 2011 y 2012, ocurridas en las regiones de Tamaulipas y Nuevo León”.

“En la Red Clamor estamos muy preocupados por la situación de todas las personas migrantes que cruzan por el territorio nacional mexicano, ya que la política migratoria y su actual gestión hasta ahora, no impide que las personas migrantes y refugiadas queden a expensas del crimen organizado en su intento de atravesar el territorio mexicano, cuando por razones de pobreza y persecución buscan salir de sus países de origen y salvaguardar su vida y la de sus familias”.

“Lo que se constata es que durante su trayecto necesitarían una mayor protección de parte de los Estados de los países por los que transitan”.

“Es verdad -expresaron- que desde un enfoque estrictamente ‘legal’ las consideraciones podrían ser otras, pero en este tipo de situaciones apelamos al sentido ‘humanitario’ que tanto los gobiernos de Guatemala como el de México han demostrado poseer en otras circunstancias de necesidad y precariedad de los hombres y mujeres migrantes y refugiados”.

Y alertaron que los hechos que ocujrrieron en Camargo “no pueden ser una estadística más de la impunidad y olvido. No debemos perder la memoria histórica de las masacres de San Fernando, Tamaulipas en 2010 y 2011, y en Cadereyta, Nuevo León, en 2012, porque lo que no se sana se repite”.

“Por ello, con respeto a su responsabilidad, pero con firmeza”, pidieron: “Que se preserve el cuidado de las familias de las víctimas. Sus nombres han sido publicados y eso las expone a posibles represalias de los traficantes de personas; se preserve y cuide la custodia y el trato de los cuerpos o restos encontrados; se proceda a judicializar el caso y llegar a la verdad y a la aplicación de la justicia; se modifique la política migratoria y la gestión de como se ha manejado; se dé un trato de mayor protección a los migrantes y no se los exponga a la violencia existente en las rutas migratorias”.

“Exigimos justicia transicional en este caso y para miles de migrantes a los que les han sido violados sus derechos humanos”, al tiempo que "oramos por ustedes para que el Señor los ilumine y guíe en su misión de garantizar el bien común y la justicia social, y los encomendamos a la protección de Nuestra Señora de Guadalupe, Patrona del continente latinoamericano”, concluyeron.

Firman la carta el cardenal Álvaro Leonel Ramazzini Imeri, obispo de Huehuetenango, Guatemala; monseñor Gustavo Rodríguez Vega, arzobispo de Yucatán, México, presidente de la Red Clamor; monseñor Guido Charbonneau PME, obispo de Choluteca, Honduras, responsable de la Red Clamor para Centroamérica y México. 

Suscriben este comunicado más de 70 organizaciones de la Iglesia católica en América Latina y el Caribe que conforman la Red Clamor.+