Jueves 23 de septiembre de 2021

La Primera Dama de Ecuador pide rezar para que el aborto no sea aprobado

  • 5 de mayo, 2021
  • Quito (Ecuador) (AICA)
María de Lourdes Alcívar, esposa del presidente electo de Ecuador, Guillermo Lasso, pidió rogar a Dios para que el aborto no sea aprobado en el país.
Doná a AICA.org

María de Lourdes Alcívar, esposa del presidente electo de Ecuador, Guillermo Lasso, pidió rogar a Dios para que el aborto no sea aprobado en el país, y animó a educar a los niños en valores para que sepan respetar la vida.

La Primera Dama señaló que el aborto es un asesinato, que debe doler en el corazón, y resaltó que todos tienen derecho a la vida, por lo que pidió rezar a Dios “para que no sea aprobado el aborto en nuestro país”, y añadió: “Madres, padres, eduquen en valores a sus hijos desde pequeños, a sus hijas, desde que nacen para que sepan respetar la vida”.

Ante la posible despenalización del aborto por violación, Alcívar dijo que a las madres se las acompaña, se las asiste y se les da opciones alternativas de adopción. “Hay que mejorar los trámites de adopción. ¡Cuántos padres que no tienen hijos, tendrían a sus hijos del corazón!”.

Por último, la inminente Primera Dama de Ecuador dijo que respeta a las mujeres que piensan diferente, pero indicó que la familia “es la célula de la sociedad”, que es sagrada. “Aspiremos a formar una. Y con esperanza, vivamos. Y permite mamá, vivir a tu hijo. En el camino, medita. Dios será tu ancla”, subrayó.

El 28 de abril la Corte Constitucional de Ecuador se reunió para tratar la posible despenalización del aborto por violación por una demanda presentada en 2019 por varios grupos proaborto. El Caso 34-19-IN es una demanda de inconstitucionalidad contra el artículo 150 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), en la que la Corte realizará el análisis constitucional referente al aborto no punible.

Ante este panorama, la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) envió una carta a la Corte Constitucional en la que afirma que el “crimen de la violación” no se soluciona “con otro crimen mayor: el aborto”.

“El violador debe ser tratado con el máximo rigor de la ley, más aún si es alguien cercano a la víctima, como un pariente, un amigo o un conocido. Caso contrario, se estaría favoreciendo la impunidad del agresor. Además, no hay una sola mujer en prisión por aborto; y menos aún si es adolescente, que tiene otro proceso jurídico”, explicaron los obispos.

Los obispos de Ecuador también recordaron que la despenalización del aborto por violación ya ha sido “debatida y rechazada varias veces en los últimos meses por la Asamblea Nacional y vetada por el Ejecutivo”. “Por tanto, una eventual decisión de la Corte Constitucional en esta línea vendría a desconocer del todo el profundo debate y preocupación que este tema levantó en la Asamblea”.

La despenalización del aborto ha sido rechazada en Ecuador en 2019 y en 2020. En el primer caso la Asamblea Nacional rechazó despenalizar esta práctica para casos de violación, incesto y malformación del bebé en el vientre materno, en el marco del debate de las reformas al Código Orgánico Integral Penal (COIP).

La segunda victoria provida se dio en septiembre de 2020, cuando el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, vetó el polémico Código Orgánico de Salud (COS), que había sido aprobado el 25 de agosto de ese año por la Asamblea Nacional. La norma también pretendía abrir las puertas al aborto, los vientres de alquiler y la enseñanza de la ideología de género a menores.+