Martes 9 de agosto de 2022

La Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén peregrinó a Roma

  • 30 de septiembre, 2013
  • Buenos Aires (AICA)
Desde el lunes 9 hasta el jueves 12 de septiembre se llevó a cabo, en Roma, la Consulta de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén, cuya cabeza es el Santo Padre. La Orden tiene por misión la formación espiritual de sus integrantes y el sostenimiento material del Patriarcado Latino de Jerusalén, cuyo patriarca es Mons. Fouad Twal, segunda autoridad de la Orden. A su término fueron recibidos por el papa Francisco. En la Argentina la Lugartenencia tiene 60 integrantes y su lugarteniente es Eduardo A. Santamarina, quien participó de la consulta, y el Gran Prior es Mons. Héctor Aguer, arzobispo de La Plata.
Doná a AICA.org
A su regreso de Roma, el señor Eduardo A. Santamarina, lugarteniente de la Orden del Santo Sepulcro en la Argentina, efectuó a AICA una crónica de la Consulta de dicha Orden realizada recientemente en Roma y de la que él participó.

Desde el lunes 9 hasta el jueves 12 de septiembre se llevó a cabo, en la ciudad de Roma, la Consulta de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén.

La cabeza de la Orden es el Santo Padre, quien designa a un cardenal que preside el Gran Magisterio, actualmente el cardenal Edwin Frederick O?Brien, arzobispo emérito de Baltimore (Estados Unidos).

La Orden tiene por misión la formación espiritual de sus integrantes y el sostenimiento material del Patriarcado Latino de Jerusalén (que comprende Israel, Jordania, Palestina y Chipre), cuyo patriarca es monseñor Fouad Twal, segunda autoridad de la Orden.

Con los aportes de sus miembros en los últimos años se construyeron hospitales, universidades, seminarios, colegios, etc., por donde pasaron no solo católicos sino musulmanes y de otros credos.

Los 30.000 caballeros y damas miembros de la Orden, se encuentran distribuidos en más de 67 lugartenencias en el mundo, incluyendo países como Guam, Filipinas, Rusia, Mónaco, Alemania, Estados Unidos, España, Italia, Holanda, Austria, Polonia, Irlanda, Inglaterra, Escocia, Polonia, Australia, Canadá, etc.

En la Argentina la Lugartenencia tiene 60 integrantes y su lugarteniente es Eduardo A. Santamarina, quien participó de la consulta, y el Gran Prior es monseñor Héctor Aguer, arzobispo de La Plata.

Durante las intensas jornadas de trabajo, que comenzaban con la Santa Misa y que se extendían hasta las 19, se trataron las reformas al estatuto proponiendo entre otros objetivos una participación activa y creativa en las actividades de la Iglesia universal, con disponibilidad a servir a la Iglesia particular, en estrecha colaboración con el Ordinario. Luego de tres días de deliberaciones, se leyeron las conclusiones que serán evaluadas por el Gran Magisterio para su aprobación.

La Orden, que se remonta al año 1100, es una persona jurídica de derecho canónico, según las cartas apostólicas de Pío XII del 14 de septiembre de 1949, y de Juan XXIII del 8 de diciembre de 1962, así como persona jurídica vaticana, según el Rescripto del papa Juan Pablo II del 1 de febrero de 1996.

Coincidente con la consulta se efectuó, por invitación de Benedicto XVI, la peregrinación internacional por el Año de la Fe, de la que participaron más de 3.500 integrantes de la Orden, entre ellos 20 de la Argentina. La apertura fue en la basílica de San Pablo Extramuros, con la celebración de la Santa Misa presidida por el cardenal O?Brien y concelebrada por cardenales, obispos y numerosos sacerdotes.

Por la tarde del viernes 13 de septiembre en el salón Pablo VI del Vaticano, el santo padre Francisco recibió a los peregrinos, resaltando en su alocución la importancia de la labor realizada por la Orden e instando a profundizar esa labor. Finalmente saludó a todos los integrantes de la consulta. (Ver AICA del lunes 16 de septiembre).

Luego de otras actividades culturales, por la tarde del sábado 14, en la basílica de San Pedro repleta de feligreses, el cardenal O?Brien presidió la Santa Misa.

Por último, el domingo 15 en San Pablo Extramuros, se llevó a cabo la ceremonia de clausura en donde también se realizó la incorporación de más de 40 damas y caballeros de las lugartenencias del Brasil y Francia.

El sábado 14 por la mañana en Santa Marta, ocho de los integrantes de la delegación argentina participaron de la Santa Misa celebrada por el papa Francisco, y a su término fueron saludados por Francisco con quien pudieron dialogar y, entre otros temas, se conversó sobre el proceso de canonización de la hermana Martha Pereyra Iraola, de quien fuera confesor el entonces monseñor Jorge Bergoglio. Finalmente se le entregó de regalo una imagen de Nuestra Señora de Schönstatt enviada por el Movimiento Mariano de la Argentina y una caricatura con la Catedral de Buenos Aires de fondo.

El Santo Padre estaba distendido, afectuoso y en su rostro se manifestaba una gran alegría y paz. Al despedirse pidió, como lo hace siempre, que rezáramos por él.

Para mayor información o consultas, escribir a: eduardosanta@santamarinabolsa.sba.com.ar .+