Domingo 17 de octubre de 2021

Misa de acción de gracias por los 100 años de la Legión de María

  • 13 de septiembre, 2021
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
Con una misa presidida por el arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, la Legión de María celebró los 100 años del movimiento y 60 de presencia en la ciudad.
Doná a AICA.org

El arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, celebró el 10 de septiembre la Eucaristía en la catedral Inmaculada Concepción, y en presencia de los miembros de la Legión de María en la arquidiócesis de La Plata, dio gracias a Dios por los 100 años de este movimiento y los 60 años de presencia en la ciudad.

Luego del rezo del rosario se celebró la misa y en la homilía, monseñor Fernández invitó a meditar sobre dos imágenes de María: la que contemplaba y guardaba todo en su corazón, y la que reunía a los apóstoles esperando el Espíritu Santo.

Con respecto a la imagen de María que contempla y guarda todo en su corazón se preguntó: “¿Qué maravilla será ese corazón de mujer donde sólo hay amor, donde reina sin obstáculos la purísima paz divina?; ¿Cómo será ese corazón que estaba tan liberado que podía decir: ‘mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi salvador’?”

“Pero no hay que olvidar que en ese corazón está Jesús, y estás vos, y estoy yo. Está Jesús y toda su historia, porque María fue testigo de todo, desde la encarnación y el nacimiento hasta la muerte en la cruz y la resurrección pasando por toda la vida”, añadió.

Seguidamente, el arzobispo invitó a prestar atención a dos verbos que aparecen en el Evangelio: “María ‘guardaba’ todas las cosas que ocurrían, las metía en su corazón como si fuera el arcón de los tesoros, pero también las ‘contemplaba’, percibía el significado, la grandeza, el valor de todo lo que hacía y decía Jesús. ¡Qué hermoso que María sea ese libro viviente y luminoso, donde podemos encontrarlo todo, toda la historia de Jesús y su más hondo significado!”.

Pero, prosiguió, María “no tiene en su interior sólo la historia de Jesús. Tiene también la tuya” y recordó un pasaje del libro del Apocalipsis donde aparece la figura de María en el cielo, dice que ella dio a luz a Jesús, pero al final menciona “al resto de sus hijos”. “Es decir, para ella son inseparables Jesús y nosotros, que somos el resto de sus hijos”, expresó el arzobispo.

“Y por eso ella también contempla toda tu historia, desde que te formaste en tu madre, mientras crecías en tu niñez y adolescencia, cada una de tus alegrías y tus sufrimientos, todo, desde el primer al último instante de tu vida”, afirmó el arzobispo, quien remarcó además que “nadie puede decir que los demás no conocen sus sufrimientos, sus dificultades. María sí conoce y guarda todo eso en su corazón, y por eso puede comprenderte como madre”.

Además, pidió contemplar también en María cuando reunía a los apóstoles a orar, en la espera del Espíritu Santo. “Y ella estaba allí reuniéndolos como madre cuando el Espíritu Santo llegó y los lanzó a la misión. Por eso ella es madre de la Iglesia misionera”, recordó.

Finalmente, manifestó que “la legión, entonces, no está sólo para rezar el Rosario, sino que tiene que ser una verdadera ‘legión’ misionera, fervorosa e imparable”, y alentó a “que esta celebración ayude a todas y a todos quienes forman la Legión de María para que se dejen impulsar por María a una nueva marcha misionera por las calles y los hogares del propio barrio”.+