Viernes 17 de septiembre de 2021

La iglesia Santa María, de Bellocq, cumple 100 años

  • 4 de diciembre, 2014
  • Bellocq (Buenos Aires) (AICA)
El lunes 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, se llevarán a cabo los festejos centrales por el centenario de la iglesia Santa María, de la localidad bonaerense de Bellocq, fundada por los monjes benedictinos y cuyo actual párroco es el presbítero Adolfo Petti. La jornada comenzará a las 10 con la salida en procesión desde la plaza Pedro Gatto, en dirección al templo. Allí, a las 11.30, el obispo de Nueve de Julio, monseñor Martín de Elizalde OSB, presidirá la Eucaristía en la que varios niños y jóvenes recibirán la primera comunión y el sacramento de la confirmación.
Doná a AICA.org
El lunes 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, se llevarán a cabo los festejos centrales por el centenario de la iglesia Santa María, de la localidad bonaerense de Bellocq, fundada por los monjes benedictinos y cuyo actual párroco es el presbítero Adolfo Petti.

En la víspera, domingo 7, habrá un concierto a las 21 a cargo del Coro Joaquín Medel de Pehuajó. Tras un espectáculo musical previsto para las 22, se proyectará el video de los 100 años y a las 24 repicarán las campanas para celebrar el centenario.

La jornada festiva del lunes 8 comenzará a las 10 con la salida en procesión desde la plaza Pedro Gatto, en dirección al templo. Allí, a las 11.30, el obispo de Nueve de Julio, monseñor Martín de Elizalde OSB, presidirá la Eucaristía en la que varios niños y jóvenes recibirán la primera comunión y el sacramento de la confirmación.

Tras la celebración, se realizará un almuerzo en el salón polideportivo de la comuna, y a partir de las 16 se presentarán bandas de música y solistas como Yapay, Tito Canepa, el Grupo de Danzas Bellocq, Los Calandrias y la Banda de José.

Un templo con historia
Hace 100 años, María Larramendy de Bellocq en 1914 desea fundar la iglesia Santa María, y traer a ella una comunidad de monjes benedictinos. Primeramente elevó su propuesta a la Abadía del Niño Dios, en Entre Ríos, no resultando positiva por la falta de monjes, entonces se dirigió a la Abadía de Santo Domingo de Silos en España, en donde estos aceptaron la propuesta de fundar un monasterio en esta localidad.

El 8 de diciembre de 1914 se funda el primer monasterio benedictino en la provincia de Buenos Aires y el segundo en la Argentina, con la llegada del padre Fermín de Melchor, a quien luego de unos meses lo acompañarían los padres Manuel Mahave, Nicolás Rubín, Eleuterio González, Andrés Azcárate, Miguel Antón y Blas Rey.

Al momento de la llegada de los monjes a nuestras tierras, la zona era casi un desierto con solo un puñado de familias dispersas en los campos de la familia Bellocq, por eso es comprensible la expresión de asombro del padre Andrés al descender del tren "pero Dios mío: ¿Dónde nos han traído?

La comunidad empezó entonces su rutina, tratando en lo posible, de reproducir el modo de la vida de la casa madre. En cuanto a la actividad litúrgica en el monasterio según el testimonio del Hermano Miguel, estaba reducida al mínimo: "Todos los domingos venían a la misa de 10 que era cantada, los señores de la estancia siempre que estaban y los chacareros que venían unos a caballo y otros en sulky de todas direcciones y después se iban, quedándonos solitos toda la semana hasta el domingo próximo"

Sin duda que a poco de llegar, los monjes empezaron a tomar conciencia de las dificultades propias de la vida en el campo.

Luego de dos años y en vista a las insuperables dificultades se vieron obligados a partir hacia Buenos Aires. Haberse retirado de Bellocq no debe haber sido una tarea fácil ni agradable, pues había que deshacer un compromiso asumido ante los donantes. Sin embargo, Andrés Azcarate el monje más joven, decía que debían permanecer un tiempo más el en campo, pero el 16 de julio de 1916 estos se instalaron en el barrio de Almagro en la ciudad de Buenos Aires.+