Jueves 13 de mayo de 2021

Preocupa a la Iglesia la promoción del aborto y el matrimonio igualitario en el país

  • 23 de marzo, 2021
  • Caracas (Venezuela) (AICA)
Preocupa el avance de propuestas legislativas que buscan imponer "una mentalidad contraria al derecho a la vida y la integridad de la familia".
Doná a AICA.org

La Comisión Permanente del Episcopado Venezolano denunció en un mensaje titulado “Grandes Valores Humanos”, que “en los últimos años, se busca imponer en el mundo entero una mentalidad contraria al derecho a la vida y la integridad de la persona humana y de la familia”.

En efecto “Venezuela no escapa a ello”, por lo que “varios grupos y movimientos se hacen eco de esta mentalidad contraria a la vida” y “fueron encontrando terreno fértil en algunos dirigentes de diferentes tipos de ideología política quienes han venido impulsando, desde hace algún tiempo, la posibilidad de promover leyes que aprueben ese tipo de acciones”, lamentan.

Los prelados recuerdan que en Venezuela “siempre se cuidó y defendió la vida humana desde el instante de su concepción hasta el momento de la muerte natural” establecido así en la Constitución.

Además “se promovió la unidad de la familia y la dignidad de los seres humanos, creados por Dios a su imagen y semejanza, varón y mujer” y “se mantiene la naturaleza del matrimonio entre un hombre y una mujer”, establecido en el artículo 77 de la Constitución.

“Hoy, nuevamente, ante la real posibilidad de imponer, por parte de una minoría, todo un nuevo ordenamiento legal que trastoque el sentido de la vida y se implante una nueva dimensión de la cultura de la muerte entre nosotros, elevamos nuestra voz de alerta en defensa de esos grandes valores humanos”, subrayaron los obispos venezolanos.

“Imploramos del Dios Altísimo y Creador la luz, dé su sabiduría sobre quienes tienen la tarea de legislar, para que no se dejen llevar por presiones de quienes, con la excusa de un nuevo orden mundial, buscan imponer una cultura de muerte y de desprecio de la vida y de la dignidad humana".

"La intercesión de Santa María Virgen, Madre amorosa de Cristo y de toda la humanidad nos acompañe en esta tarea en la que no podemos ni debemos desfallecer y pedimos que grabe en el corazón de todos que ser venezolano es sinónimo de amar la vida”, concluye el texto publicado por la Comisión Permanente del Episcopado Venezolano.+