Lunes 24 de junio de 2024

La Iglesia está ahí para todos, reiteró el Papa a la Radio Suiza

  • 10 de marzo, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Los medios vaticanos han publicado algunos extractos de la entrevista que se publicará para la Radiotelevisión Suiza en la víspera del décimo aniversario de la elección.
Doná a AICA.org

Los Medios Vaticano publicaron hoy extractos de la entrevista con el papa Francisco, realizada por Paolo Rodari para la emisora suiza de habla italiana RSI, que será transmitida el domingo, víspera del décimo aniversario de su elección. Entre los temas de la entrevista están las prioridades del pontificado, la apertura de la Iglesia para todos, la guerra de Ucrania y otros conflictos, las relaciones con su predecesor y lo que nos espera tras la muerte.

En un pasaje de la entrevista el pontífice afirmó que renunciaría sólo en el caso de que el cansancio le "impidiese ver las cosas con claridad" o por un problema físico incapacitante. 

Y sobre ello, aseguró que les pregunta a gente que lo conoce o a "cardenales inteligentes" cómo van las cosas, y que por el momento le dicen "que van bien" y les pide: "Pero, por favor: griten a tiempo", para que le avisen cuando vean que algo no funciona en él.

A la pregunta de cuánto cambió después de diez años de pontificado, Francisco responde: "Soy viejo. Tengo menos resistencia física, lo de la rodilla fue una humillación física, aunque ya está sanando bien, pero reconoció que al principio le daba "un poco de vergüenza" tener que usar la silla de ruedas.

Consultado sobre los temas bélicos que padece el mundo de hoy, Francisco afirmó una vez más que estamos viviendo una Tercera Guerra mundial, pues "comenzó a trozos, pero ahora nadie puede decir que no es global. Los grandes poderes están todos enredados. El campo de batalla es Ucrania. Todos luchan allí. Esto sugiere que está detrás la industria de las armas. Se combate la guerra, se venden armas viejas, se prueban otras nuevas".

Sobre qué le diría al presidente ruso, Vladimir Putin si pudiera encontrarlo, señala: “Le hablaría claramente, como hablo en público. Es un hombre culto".

"El segundo día de la guerra estuve en la embajada rusa ante la Santa Sede, para decir que estaba dispuesto a ir a Moscú, con la condición de que Putin me dejara una ventana para negociar. Lavrov me escribió agradeciendo, pero aclarando que no era el momento. Putin sabe que estoy disponible. Pero allí hay intereses imperiales, no sólo del Imperio Ruso, sino de otros imperios. Es propio del imperio poner en segundo lugar a las naciones", añadió.

Respecto a Europa, destacó que “ahora mismo tiene muchos políticos jóvenes, jefes de gobierno o ministros" y que siempre les dice que dialoguen entre ellos. "Ese es de izquierda, tú eres de derecha, pero eres joven, habla. Es el momento del diálogo entre los jóvenes", subrayó. A la pregunta de cómo se imagina "el más allá" después de la muerte, admite: “No puedo imaginarlo. No sé cómo será. Sólo pido a la Virgen que esté a mi lado".+