Sábado 13 de abril de 2024

La iglesia en Nashville llora a las víctimas de otro tiroteo masivo en los Estados Unidos

  • 28 de marzo, 2023
  • Washington (Estados Unidos) (AICA)
El obispo de Nashville pidió oraciones por las víctimas y las familias del último tiroteo masivo que mató a tres niños y tres miembros del personal en una escuela presbiteriana.
Doná a AICA.org

“Mi corazón se rompe con la noticia del tiroteo en The Covenant School esta mañana. Oremos por las víctimas, sus familias y la comunidad presbiteriana del Pacto”, expresó el obispo de Nashville, monseñor Joseph Mark Spalding.

Seis personas, entre ellas tres niños, perdieron la vida el lunes tras un tiroteo por parte de un exalumno en una escuela de la ciudad estadounidense de Nashville, Tennessee. El incidente tuvo lugar en la Escuela Covenant en el barrio de Green Hills, una escuela presbiteriana privada que educa a estudiantes desde preescolar hasta sexto grado. Las víctimas incluyen tres niños de nueve años y tres empleados de la escuela: el director de la escuela, un maestro sustituto y un conserje.

El obispo dijo que estaba desconsolado por la noticia y en un comunicado publicado en las redes sociales pidió oraciones por las víctimas, sus familias y la comunidad presbiteriana. Al final de la tarde, celebró una misa especial en la catedral de la Encarnación, que fue transmitida en vivo por Facebook.

En una declaración posterior, la diócesis expresó conmoción y profunda tristeza por la noticia del tiroteo y nuevamente pidió oraciones. “Esta noticia es un doloroso recordatorio de que estos horribles acontecimientos pueden ocurrir en cualquier momento, nuestra propia ciudad no es inmune a esta violencia”, dijo el padre Brian Cooper, canciller de la diócesis.

“En todo el centro de Tennessee, nuestras iglesias y escuelas continúan vigilantes mientras nos enfocamos en la seguridad de los feligreses, estudiantes, profesores y personal. Es una prioridad absoluta”, continuó. 

“En los últimos cinco años, la diócesis llevó a cabo múltiples revisiones integrales de seguridad de cada escuela y terrenos parroquiales adyacentes. Hemos tomado medidas significativas para mejorar continuamente la seguridad de nuestras instalaciones en cooperación con los líderes parroquiales”.

“Tenemos capacitación obligatoria para nuestra facultad, personal y administración. Esto se estableció hace varios años”, agregó en un comunicado la doctora Rebecca Hammel, superintendente de escuelas de la diócesis. 

“Esta capacitación acompaña las revisiones anuales del protocolo de seguridad y del sitio y los simulacros de seguridad regulares realizados con el personal y los estudiantes en nuestras escuelas. Buscaremos oportunidades para fortalecer nuestros protocolos de seguridad a medida que aprendamos de la investigación policial en curso sobre este triste incidente”.

Según la policía, quien disparó fue Audrey Hale, de 28 años, que estaba armada con tres armas, incluido un rifle semiautomático. La sospechosa condujo hasta la escuela y entró disparando a través de una de las puertas de la escuela, que estaban todas cerradas. Ella había dibujado mapas detallados de la escuela, dijo la policía, incluidos los puntos de entrada al edificio.

Después del tiroteo, la joven que alguna vez fue estudiante en la escuela murió durante los disparos posteriores con la policía.

Los obispos estadounidenses piden medidas de control de armas
La tragedia de Nashville es la última de una larga serie de tiroteos masivos en curso que se volvieron demasiado frecuentes en los Estados Unidos en las últimas décadas, reavivando cada vez el debate nacional sobre la reforma de las armas en el país.

Los obispos de los Estados Unidos también se unieron para pedir medidas razonables de control de armas, haciéndose eco de las súplicas del papa Francisco de que “es hora de decir 'no más' al tráfico indiscriminado de armas”. 

En junio de 2022, los presidentes de cuatro comités de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Undos (USCCB) emitieron una declaración instando a todos los miembros del Congreso a tomar medidas que “aborden todos los aspectos de la crisis, incluida la salud mental, el estado de las familias, la valoración de la vida, la influencia de las industrias del entretenimiento y los juegos, la intimidación y la disponibilidad de armas de fuego”.+