Lunes 4 de julio de 2022

La Iglesia celebra el comienzo de un año dedicado a la fe

  • 11 de octubre, 2012
  • Ciudad del Vaticano
Hoy, jueves 11 de octubre, Benedicto XVI dio inicio al Año de la Fe, un período pastoral que busca "dar un renovado impulso a la misión de toda la Iglesia". La Congregación para la Doctrina de la Fe divulgó algunas indicaciones pastorales, de las que se desprenden grandes iniciativas de la Iglesia Universal. Entre ellas, destacan el Sínodo de los Obispos, las peregrinaciones a San Pedro, la particular devoción a María, la Jornada Mundial de la Juventud y el conocimiento de los contenidos de la Doctrina Católica.
Doná a AICA.org
En la mañana de este jueves el papa Benedicto XVI dio apertura al Año de la Fe, un período pastoral que busca "dar un renovado impulso a la misión de toda la Iglesia". Por tal motivo, la Congregación para la Doctrina de la Fe divulgó una Nota con indicaciones pastorales para el Año de la Fe de las que se desprenden grandes iniciativas a las que la Iglesia se abocará: destacan, entre ellas, el la XIII Asamblea General del Sínodo de los Obispos, las peregrinaciones a San Pedro, la particular devoción a María, la Jornada Mundial de la Juventud y el conocimiento de los contenidos de la Doctrina Católica.

El principal acontecimiento al comienzo del Año de la Fe es la XIII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, convocada por el papa Benedicto XVI y dedicada al tema de la Nueva Evangelización para la transmisión de la fe cristiana.

Asimismo, la Iglesia alentará las peregrinaciones de los fieles a la basílica de San Pedro, en la Ciudad del Vaticano, para profesar la fe en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. También se fomentarán las peregrinaciones a Tierra Santa, el lugar que tuvo la primicia de conocer a Jesús, y a María, su madre.

Durante este año será útil invitar a los fieles a dirigirse, con particular devoción a María, imagen de la Iglesia. Por lo tanto, "se debería alentar toda iniciativa que ayude a los fieles a reconocer el papel especial de María en el misterio de la salvación, a amarla filialmente y a imitar su fe y virtud". El documento considera "muy conveniente" organizar peregrinaciones, celebraciones y reuniones en los principales santuarios.

Además, la próxima Jornada Mundial de la Juventud de Río de Janeiro, en julio de 2013, ofrecerá a los jóvenes una ocasión privilegiada para experimentar el gozo que proviene de la fe en el Señor Jesús y de la comunión con el Santo Padre, en la gran familia de la Iglesia.

Asimismo, la Congregación para la Doctrina de la Fe estimó conveniente "la realización de simposios, congresos y reuniones de gran escala, incluso a nivel internacional, que favorezcan la comunicación de auténticos testimonios de la fe y el conocimiento de los contenidos de la doctrina de la Iglesia Católica". "Es importante que se dé testimonio de que en Jesucristo encuentra su cumplimiento todo afán y todo anhelo del corazón humano y que la fe se convierte en un nuevo criterio de pensamiento y de acción que cambia toda la vida del hombre", sostiene la nota. Algunos congresos serán especialmente dedicados al redescubrimiento de las enseñanzas del Concilio Vaticano II.

De igual manera, el Año de la Fe ofrecerá a todos los creyentes una buena oportunidad para profundizar en el conocimiento de los principales documentos del Concilio Vaticano II y el estudio del Catecismo de la Iglesia Católica. Esto vale particularmente para los candidatos al sacerdocio, en especial durante el año propedéutico o los primeros años de estudios teológicos, para los novicios y novicias de los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, así como para aquellos que se preparan a entrar en una asociación o movimiento eclesial. +