Lunes 22 de abril de 2024

La diócesis de Quilmes realizará su peregrinación diocesana a Luján el 10 de septiembre

  • 17 de agosto, 2023
  • Quilmes (Buenos Aires) (AICA)
Estará acompañada por el lema "Que tu manto nos cobije, Virgencita de Luján". Una vez arriben los peregrinos, se celebrará la misa a las 10 en la basílica y luego, a las 16, será el rezo del rosario.
Doná a AICA.org

La diócesis de Quilmes se prepara para vivir su 45° peregrinación al santuario de Luján, que se desarrollará el domingo 10 de septiembre, con el lema “Que tu manto nos cobije, Virgencita de Luján”.


El vicario general de la diócesis, presbítero Lucio Carvalho Rodrigues, recordó a la comunidad mediante una carta que, en este 2023, “en el que celebramos los cuarenta años de tantos acontecimientos diocesanos, así como también los cuarenta años ininterrumpidos de democracia en nuestra bendita patria argentina, queremos una vez más acercarnos a la casa de nuestra Madre de Luján. Vamos hacia Ella para descansar en su regazo, para agradecerle tantos beneficios concedidos, y para que interceda ante nuestro buen Dios por nuestras necesidades”.


Como todos los años, dijo, “la convocatoria es en la plaza frente a la basílica, para celebrar juntos la Eucaristía a las 10. Después de la misa, vamos al recreo de los hermanos maristas para compartir el día, finalizando allí mismo con el rezo del santo rosario a las 16”.


Además, señaló que la colaboración que “nos piden los maristas este año es de 400 pesos por persona y que ese dinero que se nos pide es solo por el uso del predio, y no incluye los bancos y mesas, que los llevamos con un grupo de servidores desde la casa 'Santo Cura Brochero', de Bosques”.



Por eso, continuó, “pedimos que sepamos compartirlos. Nos gustaría contar con más bancos y mesas, pero es lo que podemos llevar. Sí sabemos que, al menos, podemos cubrir las necesidades de las personas mayores, embarazadas o con necesidades especiales, siempre que seamos generosos en el compartir. También alentamos a que las comunidades, en la medida de sus posibilidades, lleven sus propios bancos y mesas, de manera que, entre todos, posibilitemos un mejor servicio”.


Finalmente, subrayó: “Alentamos también a que las comunidades puedan preparar algo para compartir desde el escenario: canciones, recitados, música, baile, etc. Que todos se sientan parte en la organización de esta gran fiesta diocesana”.


“Nuestra Madre, la Virgen, nos espera. Hacia Ella vamos, para que siga acompañando  nuestro caminar juntos sinodal”, concluyó el vicario general.


Mayores informes en el sitio web del obispado.+