Jueves 23 de septiembre de 2021

La diócesis de Formosa tiene un nuevo diácono permanente

  • 10 de diciembre, 2020
  • Formosa (AICA)
En vísperas de la solemnidad de la Inmaculada Concepción, el obispo de Formosa, monseñor José Vicente Conejero Gallego, ordenó diácono permanente a Francisco Javier Martínez.
Doná a AICA.org

En vísperas de la solemnidad de la Inmaculada Concepción, el 7 de diciembre, el obispo de Formosa, monseñor José Vicente Conejero Gallego, ordenó diácono permanente a Francisco Javier Martínez, de la parroquia San Luis Rey.

La celebración tuvo lugar a las 19 en el Centro Vocacional Diocesano San José, y contó con la presencia de sacerdotes, diáconos, familiares y amigos quienes, dentro de las limitaciones impuestas por las autoridades y de las prevenciones protocolares, acompañaron a Javier en este día tan significativo en el que además celebraba un año más de vida.

En su homilía, monseñor Conejero Gallego se refirió a la llamada específica que hace Dios a cada persona, y afirmó que cuando descubrimos esta llamada y la respondemos con la vocación puesta al servicio de Dios, es motivo de gozo y alegría.

 Luego, dirigiéndose al nuevo diácono, le dijo: “Has elegido como lema de tu ordenación ‘Que se haga en mí según tu palabra’, esta es la verdadera actitud de quien quiere ser fiel al Señor. Somos frágiles y débiles, y necesitamos de la ayuda del Espíritu Santo para responder adecuadamente y luego para perseverar, es decir, mantenernos fieles hasta el final”.

Retomando sus reflexiones dijo: “Es muy bello celebrar este acontecimiento en vísperas de la celebración de la Inmaculada Concepción de la Virgen María: ella es modelo y ejemplo de docilidad y de la voluntad de Dios y si somos dóciles, estamos dispuestos a seguir sus mandatos. Jesús y María son nuestro ejemplo y nosotros somos sus discípulos, ya que queremos seguir sus pasos”.

“Nada ni nadie, ni aun la pandemia, puede impedirnos la fidelidad al Señor, de escuchar y meditar sus palabras y sobre todo ponerlas en práctica”, consideró el prelado. “La adversidad nos hace comprender y profundizar con mayor sentido la palabra de Dios, como también la realización de los sacramentos” que en estas circunstancias “adquieren mayor relevancia porque tenemos necesidad de ellos, que son la fuente de gracia que Jesús dejó a la Iglesia”.

“Francisco Javier, recibirás a partir de ahora el sagrado orden del diaconado permanente, es decir, estarás al servicio del Señor, ya que esto es lo que significa ser un diácono. Ser un servidor debe ser tu actitud a partir de hoy”, alentó. Finalmente dijo “esto es motivo de alegría para la Iglesia de Formosa por lo que damos gracias a Dios. Que todos podamos ser más fieles servidores del Pueblo de Dios, para su bien y el de todos los hermanos”.

Francisco Javier eligió como lema de su ordenación “Que se haga en mí según tu palabra”.  Está casado con María Lilian Acuña, es padre de tres hijas y abuelo de dos nietas. Actualmente realiza sus tareas pastorales en la parroquia como ministro extraordinario de la Comunión y coordinador de la Catequesis, llega a esta instancia tras haber cursado los cuatro años en la Escuela de Teología para Laicos “San Esteban” y los dos años de la formación ministerial. También cursó los cuatro años en la Escuela Diocesana de Catequesis “San Pío X”.+