Jueves 2 de febrero de 2023

La comunidad tucumana dio el último adiós a monseñor Alfredo Zecca

  • 14 de noviembre, 2022
  • San Miguel de Tucumán (AICA)
Los restos del arzobispo fueron inhumados en la catedral local, tras la misa exequial presidida por Mons. Carlos Sánchez, quien lo recordó como "pastor fiel que supo guiar con la Verdad de Cristo".
Doná a AICA.org

La comunidad tucumana dio el último adiós a monseñor Alfredo Horacio Zecca, quien fue su arzobispo entre 2011 y 2017, durante una misa de exequias en la catedral Nuestra Señora de la Encarnación y la posterior inhumación de su cuerpo a los pies de del Sagrado Corazón de Jesús, tal como había sido su última voluntad.

La misa fue presidida por monseñor Carlos Alberto Sánchez y concelebrada por el cardenal Luis Héctor Villalba, arzobispo emérito de Tucumán; monseñor Roberto José Ferrari, obispo auxiliar de Tucumán; monseñor José Antonio Díaz, obispo de Concepción; monseñor Armando José María Rossi OP, obispo emérito de Concepción; monseñor Francisco Polti, obispo emérito de Santiago del Estero; y demás miembros del clero arquidiocesano.

“Las hermosas palabras de Jesús, en la oración sacerdotal que acabamos de escuchar en el Evangelio, expresan este deseo de Él y nuestro para Alfredo: ‘Padre, quiero que los que tú me diste estén conmigo donde yo esté, para que contemplen la gloria que me has dado, porque ya me amabas antes de la creación del mundo… y ellos reconocieron que tú me enviaste’”, expresó monseñor Sánchez en la homilía.

“Discípulo de Jesucristo, llamado a participar de su gloria; creyente, pastor, maestro y guía de su pueblo santo, hoy contempla la gloria del Señor en la comunión eterna… ‘Les di a conocer tu Nombre, y se lo seguiré dando a conocer, para que el amor con que tú me amaste esté en ellos, y yo también esté en ellos’”, agregó.

El arzobispo tucumano destacó que monseñor Zecca vivió su lema episcopal: “Para Ustedes soy obispo, con ustedes soy cristiano”, y profundizó: “Ha sido hermano nuestro y ha prestado el servicio pastoral como padre, pastor y obispo de esta Iglesia diocesana, que cumple 125 años”.

“Cuando lo invité a presidir la misa de Corpus Christi de este año jubilar, coincidente con los 6 años de la clausura del Congreso Eucarístico, se alegró muchísimo, se entusiasmó de encontrarse nuevamente con todos nosotros. Aunque después, por su frágil salud, no pudo venir, y ese era ya el comienzo de su deterioro, que lo llevó a su Pascua este pasado viernes 4 de noviembre”, contó.

Monseñor Sánchez invitó a dar gracias por la vida y el servicio de pastor de monseñor Zecca en Tucumán y en la Iglesia, y le pidió a Dios que “lo haga participar de la alegría eterna en el cielo, ya que - como queda grabado en la lápida que estará sobre sus restos - fue un ‘Pastor fiel, que supo guiar con la Verdad de Cristo a la Iglesia de Tucumán (2011 – 2017)’”. 

“Enseñó con su ejemplo que la fe que se hace cultura es una fe plenamente acogida, íntegramente pensada y fielmente vivida. Que la Virgen Santísima, nuestra Madre de la Merced, lo reciba en la gloria del Señor, junto a sus padres y a todos los que se nos han adelantado”, concluyó.+