Viernes 28 de enero de 2022

La catedral platense recibió la reliquia del corazón del beato Carlo Acutis

  • 29 de noviembre, 2021
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
El reliquia del beato, declarado "patrono de la juventud arquidiocesana", quedará en la catedral platense. Monseñor Víctor Manuel Fernández destacó los tres tesoros espirituales de Acutis.
Doná a AICA.org

El arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, presidió el 27 de noviembre la ceremonia en la catedral platense en la que se recibió la reliquia del corazón del beato Carlo Acutis, quien fue declarado “Patrono de la Juventud Arquidiocesana”.

Un número importantísimo de personas, miembros del clero, religiosos, religiosas y diversos grupos de jóvenes, participaron de la celebración eucarística que también fue transmitida por diversas plataformas digitales.

El papa Francisco había enviado hace algunas semanas a monseñor Fernández un trocito del corazón del beato Carlo Acutis, que desde ahora permanecerá en la catedral de La Plata, en un relicario con forma de corazón realizado por el orfebre Juan Carlos Pallarols y junto a un retrato pintado por el artista Juan Lascano.

En la homilía, el arzobispo platense expresó: "Aprovechando que el Papa nos ha mandado un pedacito del corazón del beato Carlo, hoy queremos contemplar su corazón, mirar cómo es su corazón”, y es por eso que invitó a reflexionar sobre qué guarda este corazón joven. A lo que respondió, que ese corazón guarda dentro tres cosas preciosas, tres tesoros espirituales.

En primer lugar, el corazón del beato “guarda mucho amor a los hermanos, porque es un corazón compasivo, lleno de generosidad y amor fraterno”, al tiempo que subrayó que “esto es muy importante porque la Palabra de Dios dice que si no amamos a los hermanos es mentira que amemos a Dios”.

“Sabemos que Carlo tenía un gran amor a los hermanos porque los que lo conocieron de cerca cuentan que salía a repartir comida entre las personas que vivían en la calle, y solía guardar parte de la comida de su plato para dársela a quienes realmente la necesitaban. Su familia le daba una pequeña suma de dinero semanalmente, él lo ahorraba y, a fin de mes, lo llevaba a la Mesa de los Pobres, o compraba colchones para la gente que vivía en las calles”, recordó.

Monseñor Fernández destacó que todo esto que hacía Acutis es porque “escuchaba a Jesús, estaba atento al Evangelio” y preguntó: “Contemplando este corazón generoso de Carlo ¿podremos aprender de él?”.

“El corazón de Carlo es también un corazón enamorado de Cristo, que guarda un asombro por la belleza del Señor. Por eso le cautivaba tanto la Eucaristía. Lo sabemos porque asistía a Misa siempre que podía, y si era posible todos los días. No quería perderse el encuentro con el Señor. A cada rato estaba entrando en algún templo para adorar a Jesús”, sostuvo.

El tercer tesoro del corazón del beato, continuó el arzobispo, es que “guarda un gran amor misionero”. “Él no se encerraba solitario o aislado en su relación con Jesucristo. Tenía un corazón bien misionero, con  una gran necesidad de compartir, de contagiar, de ofrecer a otros el gozo de la fe”, porque “apenas aprendió a usar internet, empezó a aprovechar lo que aprendía para transmitir el Evangelio y el amor al Señor”, subrayó.

Contemplando los tres grandes tesoros del corazón del joven Carlo, monseñor Fernández instó a valorar cómo los mismos coinciden con las tres líneas pastorales en la arquidiócesis.

Además, destacó que si bien “hoy lo declaramos a Carlo patrono de la juventud de la Arquidiócesis, en realidad él es para todos, jóvenes o viejos. Porque él era generoso y lo sigue siendo en el cielo. Entonces desde allá le gusta interceder por nosotros ante el Señor”.

El arzobispo platense aclaró también que Carlo tenía un gran cariño por toda la Iglesia: “Él, que sabía que iba a sufrir y morir pronto, en lugar de quejarse decía: ‘Ofrezco al Señor los sufrimientos que tendré que padecer por el Papa y por la Iglesia’”. Y dijo que “por eso podemos confiar en su intercesión y acercarnos a pedirle que nos dé una mano”.

Más información en www.arzolap.org.ar y redes sociales.+