Domingo 27 de noviembre de 2022

La asociación Hakuna en Argentina convocó cientos de jóvenes en una "Hora santa"

  • 11 de febrero, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
"Sin Jesús Eucaristía, no se puede", expresó Catalina Felli, referente de Hakuna en Argentina. La asociación española convoca a los jóvenes y los llama a poner la centralidad en la Eucaristía.
Doná a AICA.org

Tras el éxito del filme “Vivo, ¿quién anda ahí?” en los cines de España, la asociación privada de fieles Hakuna, de origen español, comenzó a vislumbrar un nuevo “llamado de Dios” al otro lado del Atlántico: llegar a la Argentina. 

Creada por el presbítero español, José Pedro Manglano, la asociación está conformada especialmente por jóvenes. El carisma de Hakuna está centrado en la Eucaristía, y su propuesta más importante son las “Horas santas”, en las que, cada semana, adoran juntos al Santísimo Sacramento. 

“En la pospandemia tuve la experiencia muy fuerte en darme cuenta de que sin Jesús Eucaristía no se puede”, confesó Catalina Felli, joven porteña de 25 años, profesora de Teología, que llegó a Hakuna a través de las redes, y se sintió atraída por el carisma. Por tal motivo, se comprometió en la difusión de la película y se contactó con la asociación para vislumbrar una posible llegada a la Argentina.

De esta manera, el presbítero Manglano, junto con algunos jóvenes españoles, aterrizaron en la Argentina este febrero de 2022, a la espera de que se fueran abriendo las puertas. Así fue cómo, el miércoles 9 de febrero, en el santuario Jesús Sacramentado, en el barrio porteño de Almagro, organizaron la primera “Hora santa” de Hakuna en la Argentina. 

Esa tarde, los bancos ocupados -en su mayoría por jóvenes- llegaban hasta el final del templo. Antes de comenzar la misa, se veía a los presentes caminando de un lado a otro, saludando a los conocidos que se encontraban. Luego de la Eucaristía, presidida por el padre Manglano, el sacerdote dio una breve charla en la que resumió la misión de Hakuna: “Jesús nos dice que nos reconocerán por cómo nos queremos los unos a los otros”. 

En ese sentido, Catalina reflexionó: “Si no nos dejamos amar, no vamos a poder vivir amando”. Por esto, el encuentro con Jesús Eucaristía es el momento en el que los jóvenes se dejan amar, y así, poder “caminar y vivir su fe en todo momento: en una reunión con amigos, en la facultad, en una fiesta”, explicó la joven. En resumen: “vivir todo cristianamente”. 

Al terminar la charla, se procedió a la adoración, en la que hubo momentos de cantos con música propia de Hakuna, y otras instancias de silencio. Al finalizar, se realizó una cena compartida en el patio de la parroquia. La noche, contó con la presencia de monseñor Alejandro Giorgi, obispo auxiliar de Buenos Aires, quien bendijo la mesa y dialogó con los jóvenes sobre este nuevo carisma.

Hasta el momento, Hakuna se encuentra en varias ciudades de España, pero no realizó expansión internacional.

Después de la experiencia vivida este miércoles, la asociación sueña con quedarse en la Argentina, pero su objetivo principal es "adorar a Jesús Eucaristía". La parroquia en la que se llevarían a cabo las “Horas santas” en la ciudad de Buenos Aires, aún no está confirmada.

Para conocer más sobre Hakuna, visitá su página web, Facebook, Twitter o Instagram. +