Jueves 2 de febrero de 2023

La arquidiócesis de La Plata rumbo a una "pastoral orgánica" en 2023

  • 5 de diciembre, 2022
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
El arzobispo mantuvo un encuentro con los sacerdotes para planificar cómo seguir desarrollando el plan pastoral y la sinodalidad local en un "vivir y actuar como un cuerpo diocesano".
Doná a AICA.org

El arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, mantuvo el viernes 2 de diciembre un encuentro con el clero para exponer acerca de la pastoral orgánica de la arquidiócesis en 2023. Para ello recordó qué es una diócesis (Iglesia particular, plenamente Iglesia) en el Concilio Vaticano II y la importancia que se da al hecho de “vivir y actuar como un cuerpo diocesano”.

“Esto exige que exista una ‘pastoral orgánica’, algunas orientaciones básicas que sean aplicadas por todos en la pastoral ordinaria de parroquias, movimientos, instituciones. Esa pastoral orgánica no debe sustituir ni interrumpir la pastoral ordinaria, sino que le da un cauce elemental que todos tenemos en común. Pastoral ordinaria y pastoral orgánica se complementan”, agregó.

Al momento de explicar en qué consiste la pastoral orgánica de la arquidiócesis, monseñor Fernández recordó las tres grandes líneas pastorales, pero también la aplicación local del camino de sinodalidad que la Iglesia está proponiendo. Además, resaltó que la sinodalidad tiene tres componentes básicos: la comunión, la participación y la misión. 

Con respecto a la comunión diocesana, el arzobispo platense aseguró: “Se destacan los cuatro grandes encuentros diocesanos de celebración (misa crismal, Pentecostés, Corpus y la peregrinación a Luján). También las asambleas diocesanas y en el caso del clero los encuentros de la formación permanente”. 

“Con respecto a la participación, particularmente la participación de los laicos, se destaca el consejo diocesano de pastoral. También las asambleas parroquiales que son espacios de creatividad comunitaria (las asambleas diocesanas son espacios de comunión que recogen esta tarea participativa en las parroquias)”, continuó.

En cuanto al clero, prosiguió, “se destacan los decanatos, que alimentan y dan contenido a la tarea del Consejo Presbiteral. Pero también implica avanzar en empoderar a los laicos dándoles mayor participación en la conducción y acompañamiento de iniciativas pastorales en los barrios o en áreas de la pastoral, llegando incluso a encomendárseles el acompañamiento de capillas o incluso de parroquias que no tengan párroco”. 

Luego, mencionó con respecto a la misión, que el camino sinodal diocesano “implica especialmente caminar en las tres líneas comunes: estar cerca de los pobres, misión permanente y crecer juntos hacia la santidad. Las tres cosas también integran la pastoral ordinaria porque ya son parte de su vida, como ocurre con las misiones de Adviento y de Cuaresma, que ya son estables”. 

Por otra parte, aseguró, “se continuará con el esfuerzo de crear nuevas capillas y centros de evangelización en los barrios, para asegurar la cercanía misionera de la Iglesia”.

Para 2023, el arzobispo platense invitó a profundizar la tercera línea (crecer juntos hacia la santidad), que ha sido menos trabajada, e invitó a un "año de la santidad", con actividades que favorezcan el crecimiento en el encuentro con Cristo y en el amor fraterno.

Mayores informes en el sitio web del arzobispado.+