Domingo 24 de octubre de 2021

La Acción Católica de Buenos Aires tuvo su asamblea y celebró el día de la institución

  • 27 de noviembre, 2018
  • Buenos Aires (AICA)
La Acción Católica de Buenos Aires participó el viernes 23 de noviembre de la XXIX Asamblea Arquidiocesana, que se llevó a cabo en la sede de la institución con el lema "Él nos amó primero? y camina con nosotros en Buenos Aires". El sábado, la comunidad celebró a Cristo Rey, día de la Acción Católica.
Doná a AICA.org
"El nos amó primero ? y camina con nosotros en Buenos Aires, fue el lema de la XXIX Asamblea Arquidiocesana de la Acción Católica de Buenos Aires, que se realizó el viernes 23 de noviembre en la sede de la Institución.

La Asamblea fue ocasión para la elección de las autoridades para el trienio 2018-2021. El nuevo presidente es el doctor Gonzalo Xavier Zabala; vicepresidenta 1ª, la profesora Ana María Pérez Bodria; vicepresidenta 2ª, la doctora Marisa Gabriela Herrero; vicepresidente 3º, el arquitecto Rafael Alejandro Iglesias; secretaria, María Florencia Cattanzaro, tesorero, Damián Cuello.

Como responsables de Áreas Aspirantes fueron elegidos Julieta Bialylew y Nicolás Hernani, y en las Áreas Jóvenes, María Luján Jacucha y Leonardo Gabriel Soraci. Los responsables de las Áreas de Adultos son Gabriela García y Daniel Míguez. La responsable del Área Sectores es Liliana P. de Hermida, y Gastón Granja se desempeñará como responsable de Formación. Será asesor arquidiocesano monseñor Enrique Eguía Seguí, y viceasesor, el presbítero doctor Alejandro G. Russo. Serán también asesores arquidiocesanos Oscar Fabre y Mario Miceli.

[img]http://www.aica.org/subidas/4846.jpg[/img]

El presidente, Gonzalo Zabala, afirmó que el Santo Padre llama a la Acción Católica "a recibir a todos, acompañar en el camino de la vida con las cruces que llevan a cuestas y personalmente; siendo que todos pueden ser parte con lo que tienen y con lo que pueden".

Además, reconoció: "Desafíos tenemos muchos: continuar con el desarrollo de planes de formación para dirigentes de Jóvenes y Aspirantes, a fin de poner a su alcance las herramientas necesarias para abordar las complejas situaciones de los niños y adolescentes. Fomentar la creación de ámbitos donde los jóvenes encuentren atención específica a los conflictos comunes de su etapa: sexualidad adolescente, adicciones, relación padres-hijos, orientación vocacional, actividades recreativas. Analizar una estrategia de difusión y generación de grupos de Matrimonios, Adultos Jóvenes, Jóvenes y Niños, en las comunidades parroquiales, priorizando un esquema de encuentro-diálogo-escucha, y desarrollar una Pastoral del Acompañamiento para dichos grupos".



"También tenemos que proponernos un espacio eficaz para la participación del Adulto mayor en nuestra Institución. A modo de síntesis, debiéramos como Acción Católica profundizar la actitud de ?Iglesia en Salida?, que abraza y escucha, siendo necesario que como Institución estemos coordinados y eficaces en estos tiempos de la Iglesia. Nunca olvidemos nuestros valores como Acción Católica: El espíritu misionero, el carácter diocesano, la unidad y la dimensión laical, ellos son parte constitutiva de nuestro ser? de nuestro carisma."

Por su parte, el obispo auxiliar de Buenos Aires y asesor arquidiocesano de la institución, monseñor Enrique Eguía Seguí, exhortó a toda la Asamblea a que la prioridad de la Acción Católica es ayudar y comprometerse en la misión evangelizadora de la arquidiócesis, y que sus miembros saben que asumen un compromiso evangelizador en el lugar donde se despliega y desarrolla su vida cotidiana". Por otro lado, los impulsó a "profundizar en una formación , no sólo intelectual sino como crecimiento en al amor, conocimiento y seguimiento de Cristo".

"La fe surge de un encuentro personal con Jesús y desde esa experiencia debe compartirse con los demás a partir de la alegría que nos provoca haber encontrado al Señor y seguirlo", afirmó.

Por último, invitó a vivir la ACA a través de un estilo y modo de ser adecuada al tiempo de la Iglesia hoy. En esta perspectiva la ACA debe ser modelo de una manera de ser Iglesia centrada en estas actitudes: misionera, misericordiosa y sinodal. Es el camino que desea recorrer la Iglesia de Buenos Aires en la cual la ACA está inserta. Es la manera de encauzar el deseo de nuestro arzobispo con la celebración del primer Sínodo arquidiocesano y cumplir así el sueño del papa Francisco de una ?Iglesia misionera capaz de transformarlo todo?, moldeándose como Iglesia en salida".

"Este estilo evangelizador está impregnado de muchas actitudes evangélicas: el diálogo, la escucha y el discernimiento; la cercanía, la bondad y la misericordia; el compromiso y el testimonio? entre tantas otras. Y requiere ante todo de la capacidad de ?encontrarnos unos con otros? para ?caminar juntos? como experiencia evangelizadora comunitaria", afirmó.

Cristo Rey, día de la Acción Católica
El sábado 24 de noviembre, en la parroquia Santa Ana y San Joaquín, del barrio porteño de Villa del Parque, se concluyó esta jornada con la participación de los aspirantes, jóvenes y adultos, en vistas a profundizar los desafíos para la ACA en Buenos Aires, a la luz del Sínodo Arquidiocesano; y el programa misionero que la Institución lleva adelante. Los jóvenes cerraron su participación en lo que llamaron "Experiencia Cristo Rey", que duró hasta las 6 del domingo.

A las 14 se celebró la misa de Cristo Rey, fiesta de la Acción Católica, presidida por su asesor general, monseñor Eguía Seguí, y concelebrada por los presbíteros Oscar Fabre, Iván Dornelles, Omar Di Mario, Darío Quintana, Gerardo Castellanos, Hugo Camino y Leonardo Lopardo, acompañados por seminaristas que trabajan con distintos grupos parroquiales.

Durante la celebración, se llevaron a cabo las oficializaciones de 26 jóvenes y 10 adultos; 18 jóvenes recibieron la admisión a la Acción Católica a través del escudo verde y finalmente, se procedió a la entrega de las cruces a los aspiramtes de distintas parrqouias como símbolo de su compromiso en la institución.

Al finalizar la Eucaristía, se entregaron, como todos los años, las medallas de 50, 60, 70 y 75 años a los miembros de la institución que han permanecido fieles al carisma y la medalla de Santa Ana a quienes han cumplido 90 años de edad.

De este modo, la Acción Católica de Buenos Aires inició una nueva etapa institucional, dando gracias a Dios por lo vivido y servido a la Iglesia de Buenos Aires, como lo pide el Sínodo Arquidiocesano, con el espíritu de camino, escucha y diálogo.+