Viernes 30 de octubre de 2020

Jóvenes mendocinos comprometidos contra la trata de personas

  • 29 de octubre, 2019
  • Mendoza (AICA)
Más de 100 jóvenes se reunieron para compartir una jornada de reflexión, concientización y compromi

Más de 100 jóvenes de diferentes escuelas católicas de Mendoza participaron de una jornada de reflexión, concientización y compromiso activo sobre Trata y Tráfico de Personas, que se llevó a cabo el 21 de octubre en el colegio Monseñor Scalabrini de la localidad mendocina de Dorrego, en el departamento de Guaymallén.



Los colegios participantes fueron Nuestra Señora del Santísimo Rosario, de Ingeniero Giagnoni y San Pío X, de San Martín; colegio Beato Scalabrini y colegio Monseñor Scalabrini, estos últimos de Dorrego, Guaymallén.



Con este encuentro culmina un camino que había comenzado con las Jornadas de Capacitación realizadas a comienzos de año en cinco zonas de Mendoza y a las que asistieron numerosos representantes de colegios y otras instituciones. Allí se los invitó a participar de una acción más efectiva y creativa.



A partir de ese momento se realizaron a lo largo del año diversas actividades en cada institución, transmitiendo a los alumnos los contenidos básicos, para que a su vez fueran generando diversas iniciativas hasta quedar involucrada toda la comunidad educativa.



Las capacitaciones, la hoja de ruta y las acciones generadas están enmarcadas en el proyecto “Se trata de nosotros: No a la Trata de Personas”, a cargo de la Pastoral Migratoria e Itinerante de Mendoza junto a la Fundación Comisión Católica Argentina de Migraciones (Fccam) y a la Acción por un Mundo Unido (AMU) y que se adaptó en cada escuela, respondiendo a la realidad que cada una vive.



Es el primer encuentro sobre este tema que se realiza en la provincia y representa el final de este camino que, a lo largo del año, a través de sus varias etapas de formación y de un arduo trabajo, se realizó en las diferentes instituciones participantes y tuvo como objetivo compartir con los alumnos esta importante experiencia que permite un mayor intercambio sobre el tema y pone las bases para un trabajo en red.



“Jornada Jóvenes contra la Trata” nació con la meta de compartir lo asimilado, experimentado, trabajado y producido por los alumnos que recibieron la capacitación y se transformaron en agentes multiplicadores frente a sus pares, llevando a cabo el proyecto “Se trata de Nosotros: No a la Trata”.



La Jornada se dividió en dos bloques, después de una bienvenida que marcó el clima de la Jornada, compartida entre canto y oración.



En el primer momento cada grupo presentó las producciones realizadas en videos, folletos, juegos de mesa y charlas. Fue un momento de compartir muy rico, donde cada colegio pudo explayarse en comunicar lo trabajado durante los últimos meses y qué significó, personal y grupalmente.



En un segundo bloque, se abrió el encuentro para que otros jóvenes pudieran acercarse a cada puesto y seguir concientizando e invitando a crecer en conocimiento y compromiso. “El tema me desafió”, comentaba uno de ellos, mientras mostraba un video que dejaba en claro todo el potencial que hay en cada joven cuando se compromete.



Otras frases que surgieron entre los asistentes fueron: “Como jóvenes tenemos que estar informados y ser conscientes de lo importante de denunciar ante cualquier situación”; “Nuestras acciones a veces son inconscientes y sin darnos cuenta somos consumidores de personas y parte del negocio”; “Es importante ser agentes multiplicadores de información para concientizar sobre esta temática a nuestros amigos y ambientes”; “Sin clientes no hay trata no debe ser solo un eslogan, sino una actitud”, pensamientos todos que reflejan el compromiso y el camino recorrido.



Entendiendo que la concientización y el encuentro son herramientas potentes que nos ayudan a soñar que es posible derribar prejuicios y construir juntos un mundo sin Trata, se concluyó la jornada con un acto solemne de compromiso público de cada uno de los participantes, declarando firme y comprometidamente: “Nos comprometemos a ser jóvenes contra la Trata”.



El cierre del encuentro se caracterizó por el entusiasmo y la alegría, al recibir el anuncio de que cada colegio recibiría los materiales necesarios para inmortalizar el trabajo realizado a través de un “Mural contra la Trata”, desafío que cada uno asumió con esperanza.



Estos espacios de encuentro y formación son de suma importancia para crear en los jóvenes la conciencia de poder aportar acciones concretas para la construcción de una sociedad sin esclavos ni cadenas.+