Martes 9 de agosto de 2022

Jordania da a los refugiados lo que las naciones más ricas le niegan

  • 7 de octubre, 2016
  • Amman (Jordania) (AICA)
Jordania actualmente hospeda dos millones siete mil refugiados: una multitud que sitúa al Reino Hachemita en primer lugar en el ranking de países que albergan a refugiados y desplazados, seguido por Turquía, Pakistán y Líbano. Según datos proporcionados por Amnistía Internacional, la mitad de la masa total de refugiados en todo el mundo se encuentra amparada en sólo 10 de los 193 países que integran la lista completa de las naciones. "Estos datos -comenta a la Agencia Fides, Wael Suleiman, director general de Cáritas Jordania- impresionan porque documentan que las naciones más ricas y más avanzadas aceptan a un pequeño número de refugiados".
Doná a AICA.org
Jordania actualmente hospeda a dos millones siete mil refugiados: una multitud que sitúa al Reino Hachemita en primer lugar en el ranking de países que albergan a refugiados y desplazados, seguido por Turquía, Pakistán y Líbano.

Según datos proporcionados por Amnistía Internacional, la mitad de la masa total de refugiados en todo el mundo se encuentra amparada por sólo 10 de los 193 países que integran la lista completa de las naciones.

"Estos datos", comenta a la Agencia Fides Wael Suleiman, director general de Cáritas Jordania, "están por debajo de los datos reales e impresionan porque documentan que las naciones más ricas y más avanzadas reciben a un pequeño número de refugiados, a pesar de que ahora en aquellos países, muchos gobiernos están guiados o condicionados por fuerzas que ganan poder precisamente explotando y fomentando el temor y el rechazo de los inmigrantes".

"Jordania está abierta a todos, somos conscientes de que desempeñamos una importante misión humanitaria, y queremos continuar. En los últimos tiempos se regularizaron como trabajadores legales 200 mil refugiados sirios. Pero ahora los refugiados y los inmigrantes representan el 40 por ciento de la población".

"La deuda nacional creció exponencialmente en los últimos años. Muchos jordanos ahora son más pobres que muchos inmigrantes. Si la comunidad internacional no toma nota de esta situación explosiva y no interviene para apoyar este esfuerzo realizado por todo el país, llegará un momento en que incluso aquí tendremos que cerrar las puertas de ingreso y se pensará en la repatriación de los que huyen del hambre y la guerra".+