Sábado 4 de febrero de 2023

Profanaron un cementerio cristiano en Jerusalén

  • 5 de enero, 2023
  • Jerusalén (Israel) (AICA)
Dos hombres, aparentemente judíos, destrozaron y dañaron algunas tumbas y lápidas en el cementerio de la Iglesia Anglicana, en el Monte Sión.
Doná a AICA.org

Un nuevo y grave episodio de intolerancia por motivos religiosos tuvo lugar en Israel, mientras continúa la polémica por el "paseo" en la explanada de las mezquitas del ministro de Seguridad Itaman Ben-Gvir, el cual fue condenado por el mundo árabe y parte de la comunidad internacional. En efecto, vándalos no identificados dañaron varias tumbas en el cementerio de la iglesia anglicana ubicado en el Monte Sión en Jerusalén; un video de la acción muestra a dos personas, aparentemente judías, destruyendo las lápidas.

En una nota, la policía explicó que llegó al lugar tras recibir una denuncia por vandalismo, acompañada de imágenes que mostraban lápidas volcadas y partes de mampostería dañadas. El video de la cámara de seguridad, grabado el 1º de enero a las 15.25 -y relanzado en las redes sociales-, muestra a dos hombres, tocados con kipás, golpeando lápidas y arrojando piedras a las tumbas.

El entonces obispo de Jerusalén, Samuel Gobat, inauguró el cementerio en 1848, el cual hoy es propiedad de la Anglican Church Missionary Trust Association Ltd. Desde hace algún tiempo, los líderes cristianos de Tierra Santa vienen dando la voz de alarma sobre una escalada del radicalismo de origen judío, que amenaza la supervivencia misma de sus comunidades. 

En diciembre de 2021, los patriarcas y jefes de las iglesias de Jerusalén emitieron una nota conjunta muy dura, en la que advertían sobre el peligro que representan los grupos radicales que pretenden “reducir la presencia cristiana”.

El del Monte Sión es solo el último de una larga serie de ataques intimidatorios, algunos de los cuales están firmados como "etiquetas de precio" [el precio a pagar] y son atribuibles a colonos o extremistas judíos. En el pasado han alcanzado varios objetivos, incluida la iglesia cercana al Cenáculo de la Última Cena, la basílica de Nazaret, o edificios católicos y ortodoxos griegos. También hay mezquitas musulmanas y lugares de culto en la mira. La "etiqueta de precio" es un lema utilizado por los extremistas israelíes, que amenazan a cristianos y musulmanes por haber "tomado sus tierras". El fenómeno se originó en las áreas que bordean Cisjordania y Jerusalén, pero hoy se extendió a gran parte del territorio israelí. 

Mientras tanto, continúa el clamor internacional por el gesto "provocador" protagonizado por el ministro de Seguridad Nacional israelí que, escoltado por un gran número de agentes y leales, visitó la explanada de las mezquitas. Se espera que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reúna para discutir el tema. En principio, habría una condena internacional unánime (desde Europa hasta Estados Unidos, pasando por el mundo árabe) por un gesto definido como una "provocación sin precedentes".+