Jueves 1 de diciembre de 2022

Instalan un código QR en la escultura de la Plaza de San Pedro que interpela sobre los migrantes

  • 29 de diciembre, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
La escultura "Angeles desprevenidos" que representa a migrantes y refugiados, interpela a los turistas a través del arte, la cultura y las enseñanzas del Papa disponibles desde un código QR.
Doná a AICA.org

La escultura Ángeles desprevenidos (Angels Unawares), inaugurada por el papa Francisco en septiembre de 2019, cuando se conmemoró la 105º Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, es contemplada por los miles de turistas y peregrinos que recorren cada año la plaza de San Pedro. Ahora se incorporó una placa con un código QR que dirige a los visitantes a un contenido digital con el fin de promover una nueva lectura de la representación artística.

Se puede acceder al sitio web de "Angels Unawares", disponible en seis idiomas (inglés, español, francés, portugués y alemán), escaneando el QR con un teléfono celular. Las personas que visiten la escultura podrán conocer más la obra, su historia y a su artista; al mismo tiempo, a través de las enseñanzas del papa Francisco, podrán conocer la realidad de los migrantes y refugiados. 

“Decidimos incorporar información cultural y enseñanzas de la Iglesia de los últimos años para ayudar a los turistas y visitantes del Vaticano a convertirse también en peregrinos”, afirmó el cardenal Michael Czerny, subsecretario de la Sección Migrantes y Refugiados, del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral. Con este nuevo código QR se pretende ayudar a apreciar la escultura y pasar a una lectura más profunda, ayudando a concienciar sobre la realidad de la movilidad humana a lo largo de los tiempos que se expresa artísticamente.

La obra del artista canadiense Timothy P. Schmalz representa a una multitud muy diversa de personas, desde la Sagrada Familia hasta las víctimas de la esclavitud moderna. Del centro surgen un par de alas de ángel, que ilustran la presencia de lo sagrado. La escultura se inspira en un pasaje bíblico: “No se olviden de practicar la hospitalidad, ya que gracias a ella, algunos, sin saberlo, hospedaron a los ángeles” (Hebreos 13:2).

La situación de los desplazados es una gran preocupación para el papa Francisco. “Los fieles católicos están llamados a comprometerse, cada uno a partir de la comunidad en la que vive, para que la Iglesia sea siempre más inclusiva”, recordó en la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado de 2021. En el marco de su reciente viaje apostólico a Chipre y Grecia, Francisco exhortó: “El pecado que tenemos dentro nos impulsa a pensar así: 'Pobre gente, pobre gente'. Y con esa 'pobre gente' borramos todo. Es la guerra de este momento, es el sufrimiento de hermanos y hermanas que nosotros no podemos callar. No podemos callar y mirar a otro lado, en esta cultura de la indiferencia”.

La Sección de Migrantes y Refugiados es una pequeña oficina pastoral de la Santa Sede, dirigida personalmente por el papa Francisco, que trabaja para ayudar a la Iglesia en todo el mundo a acompañar a las personas vulnerables en movimiento, incluidas las personas desplazadas por conflictos, desastres naturales, persecución o situaciones extremas de pobreza, refugiados y víctimas de la trata de personas. 

Para más información ver el sitio web de la sección Migrantes y Refugiados.+