Miércoles 18 de mayo de 2022

Inicia mañana en Pamplona el Año Ignaciano

  • 19 de mayo, 2021
  • Pamplona (España) (AICA)
La Compañía de Jesús celebra el Año "Ignatius500", desde el 20 de mayo de 2021, aniversario de la herida sufrida por Iñigo de Loyola en Pamplona hasta el 31 de julio de 2022, festividad de San Ignacio
Doná a AICA.org

La Compañía de Jesús se prepara para celebrar el quinto centenario de una experiencia que transformó para siempre a su fundador, Ignacio de Loyola y dio lugar a una espiritualidad que facilitó el encuentro con Dios de multitud de personas de generación en generación. 

Ignatius500 es el nombre que recibe este aniversario que se celebra en todo el mundo entre el 20 de mayo de 2021, aniversario de la herida sufrida por Íñigo de Loyola en Pamplona y que fue el detonante de su conversión hasta el 31 de julio de 2022, festividad de San Ignacio.

El Año Ignaciano se iniciará mañana en Pamplona -donde hace 500 años Ignacio de Loyola fue herido en la pierna en una batalla- con una Eucaristía, a las 18, hora de España, presidida por el arzobispo de Pamplona y Tudela, monseñor Francisco Pérez González y concelebrada por el General de la Compañía de Jesús, padre Arturo Sosa SJ. 

El acto podrá seguirse en los canales de la Curia General de los jesuitas: jesuits.global/es o en ignatius500.org/es

Ver nuevas todas las cosas
El padre Antonio España SJ, provincial de los jesuitas en España y el coordinador de este Año Ignaciano, Abel Toraño SJ, explicaron el sentido de esta celebración y los principales actos previstos en España y en el mundo. 

El padre España subrayó que no celebramos ni el nacimiento, ni el fallecimiento de Ignacio de Loyola, sino “la transformación de su mirada, de su ser, de su forma de cuidar y de su forma de vivir” a la que “llamamos conversión”, ocurrida entre mayo de 1521 y febrero de 1523 en Loyola, en Manresa y en el camino entre ambas localidades, tras caer herido en Pamplona en una batalla entre Castilla y Francia por el trono de Navarra. 

“Este contratiempo golpeó su vida de forma momentánea como a tantos heridos de la historia. Sin embargo, de ahí salió un proceso paulatino de cambio, de transformación y superación”, explicó el provincial. 

Por su parte el padre Toraño, señaló que la comisión que trabaja desde hace dos años en este centenario se planteó desde el principio las motivaciones que movieron a los actos de Ignacio: ¿qué experiencia lo movió a atender de una manera cercana a niños que vivían en la calle, a abrir una casa a mujeres que vivían en situación de abuso, a enviar a compañeros a todo tipo de misiones?

"No es el qué hizo sino qué lo movió por dentro", explicó. Y nos encontramos que justo al comienzo hay una herida, es un hombre con ideales que cae herido. Hoy la sociedad también está herida. Lo que va a vivir Ignacio es que aun herido, sintió que no era abandonado. Y en ese sentirse acompañado, va a vivir en la herida, una posibilidad de camino y de encuentro”.

La intención de la Compañía es impregnar todas sus obras del espíritu de conversión que subyace en este aniversario. Su lema, «ver nuevas todas las cosas en Cristo», simboliza tres cosas: salir al camino, para ir descubriendo a ese Dios que habita y trabaja en todas las criaturas, y contemplarlo en todo lo que nos acontece; asumir nuestras propias limitaciones, como hizo el propio Ignacio; y tener los sentidos abiertos para captar las necesidades de nuestro entorno, preguntándonos cómo podemos ayudar a transformar la realidad.

Variadas actividades programadas para la celebración del año jubilar
El coordinador del Año Ignaciano enumeró los momentos centrales: la misa de apertura en Pamplona (20 mayo 2021), la apertura de la puerta santa de Manresa (31 julio de 2021), la fecha en la que rememoraremos la canonización de Ignacio, con una eucaristía en Roma presidida por el papa Francisco (12 de marzo 2022), y por último, la clausura en Loyola (31 de julio 2022).

El Año Ignaciano arrancará en Pamplona con una Eucaristía presidida por el arzobispo de Pamplona y Tudela, monseñor Francisco Pérez González y concelebrada por el General de la Compañía de Jesús, padre Arturo Sosa SJ. 

Otros de los momentos significativos tendrán lugar los meses de julio de 2021 y 2022 y en marzo de 2022.

Con motivo de la pandemia, algunas citas previstas para los próximos meses de junio y julio se han trasladado al año que viene o se convocarán en formato online. 

El Año Ignaciano quiere impulsar la espiritualidad ignaciana, siguiendo una de las Preferencias Apostólicas de la Compañía de Jesús Universal. Para ello se ampliará la oferta de Ejercicios Espirituales (www.espiritualidadignaciana.org) tanto presenciales como en línea. 

Se elaboraron materiales para retiros específicos en la clave de la conversión de Ignacio y se van a ofrecer distintos cursos sobre el discernimiento y el acompañamiento espiritual.

Momento significativo será la Semana Ignaciana (del 7 al 11 de marzo de 2022), que celebrarán todos los centros jesuitas. El Año Ignaciano será acogido en las universidades y centros universitarios como un tiempo de mejora, de reflexión y de conversión. 

Habrá reflejo en peregrinaciones, ofertas de ejercicios y en múltiples encuentros, jornadas, simposios y actos deportivos. En verano de 2022, familias de todo el mundo se darán cita en Loyola y experimentarán herramientas inspiradas en la espiritualidad de Ignacio que ayuden a cuidar y renovar sus proyectos de familia.

También los exalumnos tendrán una cita importante en el congreso mundial que se celebrará en Barcelona (13-17 de julio de 2022), donde partiendo de la espiritualidad y educación ignaciana impulsarán la misión de contribuir a construir una sociedad más justa y sostenible. 

Peregrinaciones
A partir del 1 de enero de 2022 se inicia el segundo Año Jubilar del Camino Ignaciano, que recuerda cómo en 1522 Íñigo de Loyola cambió sus vestiduras de noble por la vestimenta del peregrino, dejando su casa en Azpeitia y dirigiéndose a Jerusalén. Llegó el 25 de marzo a la ciudad de Manresa y salió hacia Roma un año después. 

A lo largo de 2022 se espera a cientos de peregrinos provenientes de España y de otros lugares como de los Estados Unidos, Singapur, Australia y Francia. Las ciudades de Azpeitia y Manresa llevan preparando este aniversario de la peregrinación de San Ignacio desde 2014, y a sus celebraciones se unirán las de otras diócesis y administraciones públicas ubicadas a lo largo del Camino Ignaciano.

Otras iniciativas
"De Pamplona a Roma, tras las huellas de San Ignacio" es el itinerario para jóvenes previsto para el 30 de mayo en Roma: una oportunidad para profundizar en el camino de conversión de Ignacio de forma vivencial. 

Otras iniciativas incluyen una oración el 29 de junio para confiar a Dios el camino de la Provincia Euromediterránea de la Compañía de Jesús, en el aniversario del día en que Ignacio comenzó a recuperarse del peligro de muerte que siguió a su herida en la pierna en la batalla.

También habrá un campamento de verano itinerante para jóvenes en las montañas del norte de Albania del 20 al 30 de julio. 

El 12 de marzo de 2022, aniversario de la canonización de San Ignacio y San Francisco Javier, se llevará a cabo una peregrinación a "La Storta", en la periferia de Roma, y una misa en la iglesia del Gesù de la capital italiana el 31 de julio de 2022, en la solemnidad de San Ignacio para la conclusión del Año Ignaciano.

Reforma de lugares emblemáticos de la vida del santo
El Año Ignaciano sirvió también de excusa para renovar dos de los santuarios más emblemáticos para la Compañía de Jesús: Loyola y Manresa. 

El Santuario de la Cueva San Ignacio de Manresa reabrió sus puertas en abril tras las obras de restauración y adecuación que se han ido haciendo a lo largo de los últimos años. En la última reforma se destaca la instalación de los mosaicos del artista jesuita Marko Rupnik, que ocupan las capillas laterales y las paredes que rodean el interior de la puerta de entrada. Dichos mosaicos muestran el peregrinaje cristiano a través de los Ejercicios Espirituales. 

El acto institucional de inauguración tendrá lugar el día de San Ignacio, el 31 de julio de 2021, y contará con la participación del Superior General de la Compañía de Jesús.

Por su parte, la Casa-Torre del Santuario de Loyola (Azpeitia) está siendo remodelada tras los treinta años transcurridos desde la intervención anterior. Es la casa donde Iñigo de Loyola pasó su infancia y los primeros años de su juventud. 

Las obras consistieron en la adecuación de los ambientes a criterios actuales de seguridad, iluminación y guía museística. El objetivo es acompañar al visitante a conocer el nacimiento y renacimiento de Iñigo en el lugar donde todo comenzó. +