Viernes 22 de octubre de 2021

Inicia hoy el proceso por el asesinato de 6 jesuitas y 2 mujeres en la Universidad Católica

  • 8 de junio, 2020
  • San Salvador (El Salvador)
Comienza hoy el juicio contra  presuntos autores intelectuales y materiales, del asesinato de 6 jesuitas, de una empleada y de su hija, en la Universidad Católica Salvadoreña en 1989
Doná a AICA.org

Comienza hoy, lunes 8 de junio, la audiencia pública del juicio contra varios presuntos militares, presuntos autores intelectuales y materiales, del asesinato de 6 jesuitas, de una empleada y de su hija, en el campus de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), el 16 de noviembre de 1989.



El comunicado emitido por la Provincia centroamericana de la Compañía de Jesús y por la UCA, recuerda que el crimen fue cometido hace 31 años "por miembros del Ejército Salvadoreño, y desde el primer momento fue cubierto por las más altas autoridades del país y negado por los que lo planearon y ordenaron. Desde entonces, la Compañía de Jesús en América Central y la UCA han luchado para que la verdad sea conocida y la justicia se realice a través de la magistratura salvadoreña".



El 16 de noviembre de 1989 fueron asesinados con ametralladoras 6 jesuitas y dos mujeres, en el campus de la Universidad Católica Centroamericana (UCA) de El Salvador. Fueron asesinados los padres Ignacio Ellacuría (rector), Segundo Montes (superior de la comunidad), Ignacio Martín-Baró (vicerector), Amando López (profesor), Juan Ramón Moreno (profesor) y Joaquín Lopez (director nacional de "Fe y Alegría"). Las dos mujeres asesinadas eran la cocinera, Julia Elba, y su hija Celina Ramos.



Los seis jesuitas, cinco españoles y un salvadoreño, estaban comprometidos en el campo de la formación y de la educación, sobre todo de los más pobres, en la reivindicación de los derechos humanos y en la acogida de los refugiados.



En su comunicado de ayer, los Jesuitas subrayan que “en esta lucha no hemos estado solos”: “El compromiso de la Compañía de Jesús y de la UCA por defender los derechos humanos y luchar por la justicia que brota de la fe, es lo que movió a los jesuitas asesinados en la UCA a denunciar los atropellos del poder al pueblo salvadoreño y a buscar el camino hacia la paz para poner fin a una guerra fratricida irracional y sin solución en el campo militar”.



"Son esos mismos ideales los que han motivado a la Compañía de Jesús y a la UCA a “exigir verdad y justicia al sistema judicial salvadoreño por más de 30 años”, en la esperanza de que “no está muy lejano el día en que ello se logre, para el bien del pueblo salvadoreño y la necesidad de reconciliación en el seno de esta sociedad”.



Recorriendo de nuevo algunas etapas de estos 31 años, el texto manifiesta la esperanza de que “la vista pública permita revelar la verdad sobre este crimen que conmovió al mundo entero” y subraya que “el dolor causado por un crimen no se resuelve con el olvido, sino con el reconocimiento de la verdad, el arrepentimiento y la dignificación de las víctimas. Ese es el camino del perdón cristiano y la senda para la verdadera reconciliación”.



La Compañía de Jesús y las autoridades de la UCA están disponibles “a perdonar a quienes planearon y ejecutaron ese horrendo crimen. Sin embargo, es necesario que se conozca toda la verdad y se deduzcan las responsabilidades respectivas, tarea que le corresponde al poder judicial, para que posteriormente se pueda ofrecer el perdón”.



Quienes decidieron el asesinato de los jesuitas de la UCA, de Julia Elba y su hija Celina, saben perfectamente que no perpetraron “simples asesinatos”, concluye el comunicado, “mataron a personas inocentes, personas de bien, que dedicaron su vida a defender a los pobres, a impulsar la justicia social y promover el bien común desde la razón y el conocimiento académico”.



Por ello “conocer la verdad de lo que pasó en este y otros casos será un bien para El Salvador, contribuirá a la justicia para las víctimas, constituirá un paso trascendental en el proceso de reconciliación y dará paz incluso a los mismos victimarios”.



Apoyo de los jesuitas españoles

El provincial de la Compañía de Jesús de España, padre Antonio España SJ, por medio de un comunicado, manifestó “nuestro respaldo a la provincia centroamericana de los jesuitas en su búsqueda por la justicia durante los últimos treinta y un años respecto a este y otros casos de la guerra que afectó a El Salvador entre 1981 y 1992 y que provocó casi 80.000 víctimas”.



“Tanto nuestros compañeros latinoamericanos -se lee en el texto- como los jesuitas españoles hubiéramos deseado que el juicio hubiera podido celebrarse en El Salvador, por el significado simbólico y restaurativo que hubieran podido tener para el país y por poder representar con las víctimas de la UCA a las miles de víctimas salvadoreñas que quedaron en el anonimato”.



“Desde la necesidad de la justicia universal, concluye el padre España, considero que cuando no existe la posibilidad de justicia en un determinado país, y dado que cinco de los jesuitas asesinados eran españoles, es positivo que juicios como el que comienza el lunes puedan tener lugar”. +